El mexicano Marco Antonio Rubio apuesta a su experiencia y poder de puños para vencer a Julio César Chávez Jr., el próximo 4 de febrero, en San Antonio, Texas.

"El Veneno" Rubio culminó su campamento de altura en Temoaya, Estado de México, para desafiar a Chávez Carrasco por el campeonato medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en el Alamodome.

"Mi meta es ser campeón del mundo y un ejemplo es que sacrifiqué mi bolsa, no es la mejor de mi carrera, pero el sacrificio vale la pena. Mi mayor experiencia de rivales de nombre y poder de puños me darán la victoria", pronosticó.

El coahuilense destacó que en San Antonio, estará como en casa, "ahí viví muchos años y tengo muchos familiares y amigos, además de la gente que viajará de Ciudad Acuña donde nací, así que no me sorprendería que haya más gente apoyándome a mí que a él".

Marco Antonio Rubio culminó su campamento de altura en Temoaya, en las montañas mexiquenses.

El Veneno continuará su preparación en Torreón, una semana más, para viajar a San Antonio, Texas y cumplir la agenda promocional de la empresa, junto con Chávez Jr.

EISS