El Comité Olímpico Internacional (COI) delegó a tres miembros de su comité ejecutivo la selección final de los deportistas rusos que podrán participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016, con lo que se llega al final del proceso que tensó la relación entre el organismo del deporte y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Thomas Bach, presidente del COI, reiteró que la decisión de no imponer una suspensión total a Rusia fue correcta, sobre todo porque el tiempo de acción fue muy corto para analizar los casos.

No se puede responsabilizar al comité del momento y las razones , dijo Bach, en una rueda de prensa en Río a tres días de la ceremonia inaugural de los Juegos.

El organismo que preside Bach decidió no sancionar a todo el deporte ruso de los Juegos Olímpicos, a pesar de las recomendaciones que realizó la Agencia Mundial Antidopaje, con un informe en el que denunció que los atletas de Rusia se beneficiaron de un sistema de dopaje de Estado.

No obstante, el presidente del comité internacional recordó que la AMA pudo haber actuado hace varios años para frenar el escándalo, cuando un extrabajador de la agencia antidopaje de Rusia, Vitali Stepanov, acudió a la agencia mundial para revelar secretos del deporte ruso; sin embargo, los testimonios no tuvieron efectos, hasta que la cadena alemana ARD transmitió un documental en diciembre del 2014 y que dio pie a las investigaciones.

(La decisión) no nos perjudicará. Confío en que la gente entienda las dificultades que teníamos , agregó Sebastian Bach.

En tanto, el presidente del Comité Olímpico Alemán, Alfons Hörmann, criticó a la Agencia Mundial Antidopaje por su falta de actuación en el escándalo ruso y defendió al Comité Olímpico.

Tenemos que aprender de forma urgente las lecciones de lo que ocurrió en Rusia y en el mundo del deporte; en especial la AMA, que tomó el papel de acusador a pesar de que cometió un error crucial , expresó el dirigente.

Hörmann indicó que la agencia pudo haber evitado mayores consecuencias si hubiera actuado antes. Se está criticando mucho al COI y poco a la AMA, la autoridad responsable de la lucha global contra el dopaje, que tuvo desde hace años información apropiada sobre las espeluznantes prácticas de Rusia y no actuó hasta diciembre del año pasado. Todo el asunto se podría haber esclarecido antes , añadió el dirigente alemán.