Chivas 2.0 y las Súper Chivas, son algunos de los sobrenombres que bautizaron al nuevo proyecto que encabeza el entrenador Luis Fernando Tena y el director deportivo Ricardo Peláez. Los aficionados del Guadalajara pueden presumir que es el equipo que abrió más la cartera en el mercado de fichajes para encarar el Clausura 2020.

La nueva ilusión para conseguir el título 13 en Primera División tuvo un costo de 47.5 millones de dólares.

La directiva rojiblanca gastó 43% de 108.9 millones de dólares que fue la inversión total de los 18 equipos hasta el periodo de registro de jugadores pertenecientes a la Liga MX para la nueva temporada a iniciar. Lo que invirtió Chivas es mayor al valor de las plantillas de 12 equipos del futbol mexicano, en las que se encuentran León (43.5 millones de dólares), Pachuca (41.6 millones) y Toluca (40.2 millones), entre otros.

La expectativa que involucran los nuevos nombres de el Rebaño se sustenta en números. Tomando como referencia a José Juan Macías, entre el Clausura y Apertura 2019, en la fase regular del torneo obtuvo 19 goles. Macías pasó por todas las categorías juveniles del equipo, donde se consolidó como el proyecto de delantero más importante del club. Su regreso será un atractivo a seguir en el torneo.

“Fue lo mejor para mí salir, para poder consolidarme en Primera División y demostrar mi calidad. Ojalá algún día pueda regresar a Chivas, ya que estoy eternamente agradecido con la institución”, expresó el atacante en enero del 2019, luego de que se confirmó su préstamo a León. Mientras, en el Clausura 2019, Alexis Vega, Oribe Peralta y Alan Pulido obtuvieron una suma de ocho anotaciones, la mismas que logró José Juan en ese torneo.

En las últimas temporadas, se ha comprobado que las inversiones económicas implican campeonatos. Rayados de Monterrey, el actual campeón del futbol mexicano, en el once titular que disputó la final del Apertura 2019 gastó 46.7 millones de dólares. Mientras que Tigres, que se llevó el título en el torneo previo, con la contratación de Guido Pizarro y Carlos Salcedo desembolsó 19.5 millones.

Los refuerzos del Guadalajara llegan en un momento en el que su precio en el mercado de transferencias se ha disparado, como es el caso de Uriel Antuna y Cristián Calderón. Antuna en seis meses pasó de valer 725,000 dólares a 11 millones que pagaron por él. Mientras que Calderón en un año subió de 1.6 a 8 millones.

Las causas de potencializar el valor de manera drástica entre ambos se debe principalmente a su consolidación en sus anteriores equipos y volverse regulares en los llamados a Selección Mexicana.

Ante la importante inversión en busca de un mejor desarrollo deportivo, Luis Fernando Tena, entrenador del equipo, en conferencia de prensa mencionó estar consciente del trabajo que exime y agradeció a su directiva.

“La responsabilidad existe siempre en cualquier equipo, más si es Chivas y más si se refuerza el plantel y hay grandes expectativas; hay que cumplir con ellas. Estoy muy consciente de ello y agradezco a Amaury Vergara, Ricardo Peláez y Mariano Varela, que confían en mí para dejar en mis manos esta gran inversión” dijo.

A pesar del gasto de 47.5 millones de dólares, tomando en cuenta que la venta de jugadores significó un ingreso de 13.6 millones, el balance total del periodo de transferencias de Chivas involucró una inversión de 33.8 millones.

Es otra cara de Chivas. En el Apertura 2019 el equipo estaba entre los cinco clubes que menos invirtieron en fichajes. Para este semestre llegaron: Antonio, Pollo Briseño, Oswaldo Alanís, Antonio Rodríguez y el delantero Oribe Peralta.

[email protected]