Mónaco.-El piloto mexicano de Sauber, Sergio Pérez, que sufrió un espectacular accidente en las series de clasificación del Gran Premio de Mónaco, el pasado sábado, manifestó estar "bastante seguro" de que volverá a competir en la próxima cita del Mundial de Fórmula 1, en Canadá.

"Estoy bastante seguro de que estaré conduciendo en Montreal", dijo Pérez, en declaraciones recogidas en un comunicado de su escudería, pese a que, según apuntó el piloto mexicano, aún siente "algunos dolores", de los que no hay que preocuparse.

"Me siento bien. Me duele un poco la pierna y el cuello, pero esto viene de los músculos y no hay nada de lo que preocuparse. El domingo todavía sentía un poco mareado pero es todo. Gracias a Dios me siento con salud y tengo ganas de volver al coche pronto", añadió Pérez, que salió del hospital este lunes.

Según el mexicano, a partir de ahora tratará de "asegurarse de que puede participar en la próxima cita del Mundial, en el circuito de Montreal.

En su accidente, Pérez perdió el control de su coche después de salir del túnel del circuito urbano de Mónaco y chocó a toda velocidad contra el muro de protección.

El piloto, aparentemente por un error de trayectoria, chocó primero contra una barrera de seguridad, que arrancó toda la parte derecha de su coche.

Luego el monoplaza (un C31 modelo 2011), que apenas había reducido su velocidad, sufrió un gran impacto, tras lo que el vehículo fue rodeado por los servicios de urgencia. Tras ser extraído del vehículo, llevaron al mexicano al hospital Princesa Grace de Mónaco.

"Me trataron muy bien en el hospital. Quiero agradecer al equipo médico por esto y también quiero dar las gracias a todo el mundo que se preocupó por mí", comentó. "La gente del equipo vino a verme además de otras visitas. Mi familia también estuvo conmigo", apuntó antes de recordar el accidente.

"Recuerdo cómo comenzó la (sesión de clasificación) Q3, también recuerdo algo el accidente. Estoy perdiendo ahora algunos detalles de después del primer impacto, y del rescate", señaló, aludiendo a los cerca de diez minutos que llevó su extracción del monoplaza.

"No sé lo que causó el accidente. Mi ingeniero de carrera me dijo que no hubo problemas con mi coche. Sólo puedo suponer que me quedé un poco desconectado o que frené en un bache", apuntó, antes de dar las gracias a todos los que pensaron en él tras su espectacular accidente.

"Quiero dar las gracias por todos los mensajes (de apoyo) que recibí. Estoy muy agradecido por este apoyo y siento no haber respondido a todos los mensajes", afirmó el joven piloto de 21 años y natural de Guadalajara.

"Me llegaron tantos (mensajes) que mi teléfono se quedó pronto sin batería", añadió Pérez, para apuntar después que no se perdió del todo la cita del Principado de Mónaco, ya que pudo ver la retransmisión en el hospital.

"La vi desde el hospital. Fue una lástima no participar en ella. Pero estoy feliz por el resultado del equipo y estoy seguro de que tendremos más muy pronto", concluyó, con la mente puesta en disputar el Gran Premio de Canadá, que se correrá los próximos 11 y 12 de junio.

BVC