Gueugnon, Francia.-El pedalista británico Mark Cavendish dejó las lágrimas atrás y fueron todas sonrisas cuando logró el viernes su segunda victoria con una excelente arremetida final en la extensa sexta etapa del Tour de Francia en Gueugnon.

El británico, que rompió en llanto en Montargis cuando ganó su primera etapa en la competencia, confirmó haber recuperado su mejor forma, imponiéndose con facilidad al estadounidense Tyler Farrar y al italiano Alessandro Petacchi, también vencedor de dos etapas este año.

Perfectamente ubicado para el tramo final por su compañero de equipo, el australiano Mark Renshaw, Cavendish fue devastador cuando salió a la búsqueda de su duodécima victoria en el Tour de Francia.

"Estoy realmente feliz, muy feliz", dijo más tarde Cavendish.

El suizo Fabian Cancellara conservó el maillot amarillo como líder de la competencia, antes de la primera etapa de montaña.

Tres corredores pasaron más de 200 kilómetros al frente de la carrera, pero Mathieu Perget, Sebastian Lang y Rubén Pérez, a los que se sumaron más tarde el francés Anthony Charteau y Dimitri Champion, fueron alcanzados a 10 kilómetros de la meta.

El pelotón afrontará sus primeros ascensos serios el sábado en la etapa de 165,5 kilómetros hasta la estación alpina de Les Rousses.

BVC