Saúl Álvarez firmó uno de los contratos más grandes del deporte cuando se asoció con la plataforma deportiva de streaming DAZN por once peleas en cinco años y 365 millones de dólares.

La estrategia de la compañía británica para entrar en Estados Unidos es el boxeo, su primer evento fue el combate entre Anthony Joshua y Alexander Povetkin y su apuesta más fuerte fue el pugilista mexicano.

“No podíamos saltar e inmediatamente controlar un paquete de derechos multideporte como hacemos en otro lugar. Teníamos que ser creativos”, dijo Joe Markowski, vicepresidente ejecutivo de DAZN para Norteamérica, a Sports Business Journal en octubre.

El lunes pasado se dio a conocer que la plataforma over-the-top se asociaba con la red social Snapchat para proveer videos relacionados a sus eventos en vivo, a través de su página Our Story, esto con el objetivo de captar nuevas audiencias.

“La lista de Snapchat de DAZN acercará a los fanáticos de la pelea a la acción y nos permitirá mostrar el deporte a una audiencia completamente nueva”, apuntó Jamie Horowitz, vicepresidente ejecutivo de contenido de DAZN para América del Norte.

Ahí entró de nueva cuenta el Canelo, ya que durante la semana de la pelea del mexicano ante el ruso Sergey Kovalev se emitieron nuevos episodios de DAZN Fight Week y el día del combate se transmitió DAZN Fight Night.

“Estos programas fueron desarrollados específicamente para aprovechar la plataforma Snapchat y resaltar los momentos más emocionantes del deporte. Los espectadores pueden esperar de todo, desde momentos destacados en la noche de la pelea hasta acceso exclusivo desde el vestuario de un peleador momentos antes de un combate”, agregó Horowitz.

El primer programa de Snapchat de DAZN se estrenó el 28 de octubre y la compañía usó los programas para promocionar sus dos próximas peleas, la primera fue la victoria de Álvarez sobre Kovalev y la otra es la del 9 de noviembre entre los youtubers Logan Paul y KSI, en su revancha en Los Ángeles, ya que la primera fue el empate en 2018 en Manchester.

“Queremos llegar a nuevos fanáticos y conscientizarlos no sólo del increíble calendario (de peleas) que tenemos, sino también del talento de alguien como Canelo y Logan. Snapchat proporciona eso”, dijo Steve Braband, jefe de digital en DAZN.

A través del boxeo, quizás con la figura mundial del momento y llegando a nuevos fans es como DAZN ha trazado su creatividad.