Briseida Acosta logró su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la categoría +67 kg luego de vencer 2-1 a María del Rosario Espinoza en tiempo extra, en el selectivo interno realizado el sábado en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR).

De esta manera, Rosario Espinoza corta su racha de tres apariciones en Juegos Olímpicos, mismas ocasiones en las que fue medallista: oro en Beijing 2008, bronce en Londres 2012 y plata en Río 2016, y delega la batuta a Briseida Acosta, de 27 años y dos veces medallista en campeonato mundial (2013 y 2019).

“Es chistoso porque todo mundo me dice, ‘eres de la nueva generación’. Creo que muy pocos se acuerdan que tengo un currículum muy grande desde que tengo 19 años. De hecho, empecé a los 16, estoy en selección nacional desde que tengo 15, (la plaza olímpica) es el trabajo de todos estos años”, dijo Acosta al término del combate.

Briseida refrendó el trabajo que ha cosechado durante los últimos años, pues anteriormente, debido a que sólo se permite la presencia de un competidor por categoría, ya había dejado fuera a María del Rosario Espinoza rumbo a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde se colgó la medalla de oro.

También la dejó fuera del Preolímpico continental de Costa Rica 2020, donde consiguió la plaza para México; y el sábado 15 de mayo lo repitió por el boleto definitivo a Tokio.

“El mayor respeto a María (Espinoza), ella es y será una eminencia en nuestro deporte y obviamente yo he trabajado para poder hacer mi propio camino y para poder darle a México las mismas glorias”.

María del Rosario Espinoza ha sido una de las mayores rivales de Briseida Acosta para poder clasificarse a las grandes competencias internacionales. Fue Espinoza quien la dejó fuera de los Juegos Olímpicos de Río, algo que llevó a Acosta a la depresión, según confesó a la revista Proceso. Acosta confió su trabajo en el serbio Dragan Jovic, en 2018, para poder entrenar diferente y poder sacarle ventaja a María del Rosario, un hecho que se consolidó con el pase olímpico a Tokio.

deportes@eleconomista.mx