El bielorruso Sergei Martynov se proclamó este viernes campeón olímpico de tiro en la modalidad de carabina 50m tumbado en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, estableciendo un nuevo récord del mundo, por delante del alemán Lionel Cox y el esloveno Rajmond Debevec.

Martynov mejoró dos récord del mundo durante esta final, con un 600 perfecto primero durante las clasifiaciones, por la mañana, y con un total de 705,5 tras la final.