Barcelona mantiene su estatus como el club de futbol más rico del mundo. El club catalán se coloca ligeramente por delante del Real Madrid, a pesar de que sus ingresos cayeron 125 millones de euros hasta los 715,1 millones de euros en 2019-20, de acuerdo al último informe Football Money League de Deloitte.

El campeón de Europa, el Bayern de Múnich, subió al tercer lugar por delante del Manchester United, el equipo inglés mejor clasificado en la lista anual de ricos.

Liverpool, Manchester City, Chelsea y Tottenham Hotspur también se encuentran entre los diez primeros. Casi todos los 20 equipos en el ranking vieron caer sus ingresos debido a Covid-19. Los ingresos colectivos de los clubes de futbol más ricos del mundo se redujeron en 1,100 millones de euros interanual hasta los 8,200 millones.

¿Por qué el Barça y el Madrid se mantienen cómodamente por delante de todos los demás? Gracias a su gran atractivo comercial. Sin embargo, hay muy poco entre los dos titanes de La Liga, con los ingresos del Real Madrid solo 200,000 euros menos. Barcelona experimentó una fuerte caída de sus ingresos récord de 2018-19 de 840,8 millones de euros. Eso se debió en parte a la pandemia que impidió que los fans asistieran a los partidos y retrasó la finalización de la temporada. Esos dos factores dieron como resultado ingresos más bajos en el día del partido y pagos diferidos o reembolsados de las emisoras para casi todos los equipos.“Los clubes de futbol no siempre han sido negocios saludables y con fines de lucro. Tienen una larga historia de generar pérdidas operativas, que requieren préstamos o inversiones de los propietarios. El concepto de dificultad financiera no es nuevo en el futbol”, dijo Sam Boor, gerente senior del Sports Business Group de Deloitte al sitio City A.M.

Tanto el Barcelona como el Real Madrid son grandes marcas en el deporte mundial, por lo que su capacidad para obtener financiación que les ayude en los períodos difíciles probablemente sea incomparable. Sospecho que estarán bien en términos del impacto a corto plazo de Covid, siempre y cuando no se prolongue durante cuatro, cinco o seis años, en cuyo caso, hay problemas para el ecosistema del futbol en general”.

Manchester United sufre el mayor impacto en los ingresos

El Bayern de Múnich superó al Manchester United porque sus ingresos se mantuvieron bastante estables, mientras que los del club de la Premier League se desplomaron. Los ingresos de los campeones de la Bundesliga cayeron solo un 4% o 26 millones de euros, hasta los 634,1 millones de euros. Se beneficiaron de que la liga alemana completara su temporada antes de finales de junio y, por lo tanto, recibieran pagos asociados durante el año financiero 2019-20. Otras ligas, como la Premier League, no terminaron hasta julio o agosto, lo que significa que algunas tarifas de las emisoras se transfirieron a 2020-21.

El Manchester United también sufrió por estar ausente de la lucrativa Champions League. Cayeron los ingresos en 131 millones de euros, o el 19%, la mayor caída entre los 20 mejores clubes de Football Money League.

El Liverpool, campeón de Inglaterra, volvió a estar entre los cinco primeros por primera vez en 18 años a pesar de que los ingresos se contrajeron en 46 millones de euros.

El Manchester City se mantuvo sexto, ya que sus ingresos se redujeron en 61.4 millones de euros, por delante del Paris Saint-Germain, que cayó dos puestos. Los ingresos del PSG cayeron 95 millones de euros debido a que la cancelación anticipada del resto de la temporada alta francesa afectó los pagos de televisión.

Chelsea y Tottenham intercambiaron lugares en el top 10 y sus compatriotas, el Arsenal londinense, se quedó en el undécimo lugar.

La Juventus sigue siendo décima, el equipo italiano mejor clasificado. El Inter de Milán y el Nápoles también llegaron al top 20.

El Zenit de San Petersburgo fue el único club fuera de las cinco grandes ligas europeas (Premier League, Bundesliga, La Liga, Serie A y Ligue 1) que figuraba en la lista.

Los rusos fueron uno de los pocos clubes cuyos ingresos aumentaron gracias a su regreso a la Champions League. Su período contable terminó en diciembre de 2019, por lo que en gran medida no se vio afectado por los factores Covid-19.

deportes@eleconomista.mx