Después de 22 años el Atlas regresará a una Final de la Liga MX, instancia en la que enfrentará al club León en busca del segundo título de Liga en su historia tras 70 años de sequía, la más larga en el futbol mexicano. Con un gol de Juan Ignacio Dinenno, que a la postre fue expulsado por una falta sobre Aldo Rocha, los Pumas igualaron el marcador global 1-1 en el Estadio Jalisco, lo que no le fue suficiente a los auriazules para seguir navegando en la Liguilla por posición en la tabla.

El empate bastaba para que Atlas avanzara a la gran final del futbol mexicano, pero sin arriesgarse a ser demasiado conservadores ante unos impredecibles Pumas que lograron quitar del camino a clubes que mostraron mejor forma futbolística durante la fase regular, los rojinegros salieron con un plan ofensivo para incrementar la ventaja que habían conseguido en la ida.

Los zorros se lanzaron sobre los felinos buscando adelantarse en el encuentro, dispararon 11 remates, cuatro de estos a portería, donde un estelar Alfredo Talavera logró atajar cada balón, adelantarse a las llegadas del rival y achicar con efectividad para mantener el marcador en cero.

De esta manera, los zorros también contuvieron en la primera parte a Pumas, pues pese a tener el 56% de la posesión, los universitarios sólo remataron en una ocasión a la portería de Camilo Vargas.

Con el sueño diluyéndose para los Pumas con el pasar de los minutos, estos elevaron las revoluciones y en el minuto 75 Efraín velarde remató contra Vargas, si bien este atajó el primer disparo, se equivocó al rechazar el balón, que quedó frente a Dinenno, quien se adelantó al guardameta y colocó el balón en la red para el 1-0.

Con los Pumas buscando el segundo tanto que requerían para continuar en la búsqueda del título, el encuentro se tornó dramático. En la disputa de un centro de Alan Mozo, Dinenno recibió un codazo en el área rival que le provocó una hemorragia, pese a que el árbitro Pérez Durán revisó el VAR, consideró que no ameritaba el castigo de penal contra Atlas. El delantero argentino continuó en el partido con tapones y un vendaje en la nariz; al término, recibió puntadas y de acuerdo a las primeras impresiones médicas, se trató de una fractura.

Se agregaron nueve minutos al marcador y al 93 Dinenno fue expulsado cuando en un intento de chilena golpeó también a Aldo Rocha, quien cayó desvanecido, pero poco después se reincorporó al partido.

Rebasando los 100 minutos de juego Pérez Durán hizo sonar el silbatazo final, lo que le permitió al Atlas regresar a una final de por primera vez desde el Verano 99 y a su vez, extender la racha de 10 años de los Pumas sin títulos oficiales.

“La verdad es que no fuimos más que el rival en los más de 100 minutos. Los partidos se ganan porque has hecho perder al rival o llevándolo por delante con tu esfuerzo, con tu personalidad y hoy creo que fue la segunda; en el futbol nunca encontramos los caminos para hacerlo adecuadamente. Atlas tuvo opciones de gol, nosotros tuvimos muy pocas”, consideró el técnico Andrés Lillini.

El Atlas de Guadalajara es el equipo con más años sin ser campeón del futbol mexicano, único título de Primera División fue en la temporada 1950-51, pues en el Verano 99 cayeron contra Toluca.

“Hay muchas sensaciones increíbles. Estoy orgulloso y agradecido con este grupo de jugadores por la entrega, por el respeto, por el compromiso; al directiva por confiar; a todo el staff por ponerse al servicio de este cuerpo técnico y con la gente que hoy fue impresionante lo que alentó. Hoy se volvió a vivir lo que yo sentía como jugador con el Atlas. Estamos contentos más allá de que se sufrió pero el equipo nunca perdió la personalidad, su identidad. Tuvimos muchas situaciones de gol y el futbol tiene estas cosas”.

Después de los rojinegros, el club Puebla y el Necaxa son los equipos del futbol mexicano con la sequía más larga de títulos de Primera División, la última vez que la franja levantó el trofeo fue en la temporada 1989-90, mientras que los Rayos se coronaron por última vez en la temporada 1989-90.