Atlante y Veracruz son dos clubes amenazados por el descenso, equipos que cada jornada estarán más expuestos a mucha presión, situación que deberán afrontar con hombres de experiencia, misma de la que carecen sus guardametas.

Éder Patiño, arquero de los Potros, y Edgar Meliton Hernández, portero de los Tiburones, tienen en sus hombros una gran responsabilidad con apenas algunos compromisos en Primera División.

Cuestionada por El Economista la doctora Claudia Rivas, psicóloga del deporte que ha trabajado en clubes profesionales en México, aseguró el portero es la figura del equipo más importante porque es la raíz del árbol que dará frutos con goles a favor. Todos sabemos que la confianza de un conjunto comienza por la que tiene su portero , explicó.

Tras conocer la opinión de la psicóloga es cuando se puede poner en duda si Patiño y Melitón podrán con la presión de luchar por evitar el descenso.

Y es que mientras los azulgranas cuentan con un arquero que apenas registra cuatro partidos en el máximo circuito, los del Puerto tienen en su meta a un futbolista con 34 compromisos en 12 torneos, es decir, de 204 apariciones posibles.

Éder, quien tiene 29 años y mide 1.77, debutó el torneo pasado con Atlante cuando el arquero titular se lesionó y en los dos últimos partidos se adueñó de la titularidad. A pesar de su casi nulo camino en Primera, Claudia Rivas destacó que el guardameta con el que trabajó hace dos años con Correcaminos es un elemento muy capaz y que está listo para afrontar el reto que tiene con su club.

Es un muchacho trabajador, serio, que ve objetivos en todas las áreas. Tuvo momentos hace dos años en Correcaminos que no fueron fáciles y tuvo la capacidad de hablar, de ser líder. Tiene un pensamiento intuitivo, que es muy importante en los arqueros , indicó.

Melitón tiene 30 partidos más que su colega, aunque luego de su debut en el 2003, fue hasta el 2012 cuando obtuvo regularidad con León, club con el que disputó 12 jornadas para luego perder su puesto. Una lesión de Leonín Pineda, guardameta que inició como estelar en Veracruz, le abrió su regreso al 11 inicial de Juan Antonio Luna, estratega que apostó por el jugador de 31 años y 1.83 de estatura.

A Melitón no lo conozco tanto pero me parece que tiene la capacidad psicológica para afrontar un reto de esta naturaleza. Mucho también pasa con la actitud del técnico y la confianza que éste le dé al jugador, porque este puesto necesita de mucho trabajo, madurez, confianza. De la mano de un buen trabajo y la ayuda de un buen preparador de porteros se puede lograr el objetivo de permanecer en Primera División con ambos futbolistas , agregó Rivas.

Tras el buen inicio de ambos porteros, la especialista aseguró que con sus actuaciones se cargaron de confianza. Cada éxito es una raíz, como uno de estos pilotos que sostienen a los grandes edificios. Tener un buen inicio es fundamental , concluyó.

  • Partidos, 34 registra en Primera Meliton durante 12 torneos como profesional.
  • Duelos, 4 son la experiencia del guardameta de Potros.

[email protected]

nlb