Jake Arrieta, de Cachorros de Chicago (Liga Nacional), y Dallas Keuchel, de Astros de Houston (Liga Americana), se apoderaron de los trofeos Cy Young, tras cumplir sendas campañas en las que condujeron a sus equipos a los playoffs.

Arrieta recibió 17 votos a primer lugar, con lo que sumó 169 puntos y superó a dos ases de los Dodgers de Los Ángeles.

Zack Greinke obtuvo 10 votos a primer lugar y 147 puntos, mientras que Clayton Kershaw, también de los Dodgers, recibió los otros tres sufragios al primer puesto y quedó con 101 unidades.

Arrieta encabezó las grandes ligas en victorias, con una foja de 22-6. En sus últimas 12 aperturas tuvo una racha de 11-0, para ayudar a que los Cachorros se colaran a la postemporada, algo que no conseguían desde el 2008. Logró una efectividad de 1.77, ponchó a 236 adversarios y consiguió un juego sin hit ni carrera.

En tanto, el zurdo Keuchel superó fácilmente en la votación a David Price. Keuchel recibió 22 votos a primer lugar para acumular 186 puntos.

Price obtuvo ocho votos al primer puesto y un total de 143 puntos. Sonny Gray, de Oakland, finalizó tercero.

Keuchel encabezó la liga en triunfos, con una foja de 20-8, y ayudó a que Houston llegara a los playoffs por primera vez desde el 2005. El barbado lanzador de 27 años, con un complicado sinker y un certero slider, ostentó una efectividad de 2.48 y recetó 216 ponches.

Keuchel es el primer serpentinero de Houston que obtiene el trofeo desde que Roger Clemens lo consiguió en el 2004. Es también el primero en recibirlo desde que los Astros se mudaron de la Nacional a la Americana.