A propósito de Alex Rodríguez, las opciones para lucir aún más en la Gran Carpa trascienden al hecho de establecerse como el quinto máximo jonronero en la historia de la MLB. Al tercera base de Yanquis, que cumplirá 37 años en el mes de julio, se le augura subir un puesto en el escaparate en el que hoy se encuentra y colocarse sobre el límite de los 700 jonrones.

El expelotero de Seattle Mariners y Texas Rangers llegó a 630 cuadrangulares la semana pasada. Si descartamos la actual campaña, su promedio de jonrones por temporada es de 35, por lo que, de mantenerse en ese rango, concluiría el 2012 por delante de Willie Mays (660).

Guillermo Celis, analista de la cadena ESPN, mencionó en entrevista con El Economista, que en el futuro A-Rod podría llegar al sitio de honor que hoy ocupa Barry Bonds (762); siempre y cuando, conecte 22 jonrones cada campaña de aquí hasta el 2017, cuando concluya su contrato con New York Yanquis; aunque para ello existan algunas reservas:

Lo alarmante es que el año pasado se quedó en 16 jonrones, porque fue la primera vez que no alcanzó ni 100 juegos (se quedó en 99). Si se mantiene alejado de lesiones, estaría cerca. No hay duda de que estará en la barrera de los 700 y va estar cerca de Bonds cuando ya tenga 41 años .

Dinero hace distinto a A-Rod

En tanto, algunas proyecciones -muy frecuentes en el deporte estadounidense- llegaron a situar a Rodríguez por encima de Bonds. En el 2008, Dan Szymborski, experto en dichos cálculos y editor del sitio baseballthinkfactory.org, aseveró que el antesalista de raíces dominicanas llegaría a 806 jonrones en el 2017. Un estudio más reciente del periodista deportivo del sitio bleacherreport.com, Tom Mechin sostiene que, debido a su edad, Alex tendrá un descenso progresivo y que su cifra final en el próximo lustro podría ser de 14.

Al cuestionarle a Celis en torno de qué hace distinto a Rodríguez con respecto a los máximos vuela cercas, Bonds, Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Ken Griffey Jr (630) y Willie Mays, responde: Es el dinero. Él no les pide nada a los otros peloteros. Pero a Alex siempre lo marcará el contrato que firmó con Rangers (252 millones de dólares) y después, la forma en que pasó con Yanquis (por 275 millones). A pesar de tanto dinero, no ha bajado el nivel , concluye.

[email protected]