El iraní Hamid Soryan Reihanpour se adjudicó este domingo el título de campeón olímpico de lucha grecorromana en la categoría de 55 kg al derrotar en la final al azerbaiyano Rovshan Bayramov.

El ruso Mingiyan Semenov y el húngaro Peter Modos se llevaron las medallas de bronce.

Campeón del mundo en 2005, 2006, 2007, 2009 y 2010, Soryan Reihanpour, de 26 años, había terminado en la quinta posición hace cuatro años en Pekín, donde llegó con la condición de superfavorito.

En la final de Londres, se impuso por 3 a 0 (2-0, 1-0) a Bayramov, subcampeón olímpico y vigente campeón mundial.