Contra distintos pronósticos, con algunas sedes a punto de ser canceladas, como la de Guadalajara, que al final logró convocar a trece personas, con ideologías distintas, algunas que no ven a la ciencia como un tema que se deba justificar o pelear en las calles, con policías que decían en tono de burla: de verdad tenemos que cuidar a estas 50 personas que van a cerrar la calle , con todo eso, dieron las 4 de la tarde del sábado 22 de abril y el Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México, comenzó a recibir a los contingentes de la primera marcha mundial por la ciencia de la que se tiene registro y de la que nuestro país fue partícipe.

La idea es incorporarnos a este esfuerzo internacional, pero también en México hay problemas graves, por lo que hay que pelear, en específico hoy salimos a las calles por tres razones: la disminución del presupuesto gradual a ciencia y tecnología, este año, de 23%; pedir por lo menos 1% del PIB para ciencia y tecnología comprendiendo los tiempos de austeridad por los que atraviesa el país, y tres, como becarios Conacyt, a partir del 1 de febrero del 2017, nos aplicaron una reducción que están justificando a través de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), la cual pierde valor sobre el salario mínimo, referencia económica anterior con la que eran evaluados los apoyos Conacyt , expresó Irán Trejo, estudiante de la Maestría en Ciencias y Neurometabolismo de la Facultad de Medicina en la Universidad Autónoma de Querétaro.

Junto con Irán, sus compañeros alzaban una gran manta azul con la insignia Día de la Tierra, Marcha por la Ciencia , así comenzó a avanzar el contingente, mayoritariamente organizado por jóvenes, que se dirigía al zócalo capitalino y que se unió a 15 ciudades más en el país y 600 en el mundo.

De verdad vamos a ir hasta allá , se escuchó al principio, pues parecía que la convocatoria no llegaría ni a 200 personas; sin embargo, en menos de 15 minutos, esas 200 se convirtieron en alrededor de 2,000.

Así, con las consignas, nunca antes escuchadas en las calles: no al recorte, sí a la ciencia , escucha, Cabrero, las becas son primero , la ciencia sí importa , más posgrados menos diputados , entre otras, la Asamblea Nacional de Estudiantes de Posgrado, el Politécnico, doctores afiliados al SNI, el Cinvestav, la Universidad Autónoma Metropolitana, estudiantes de Ciencias de la UNAM, el Colegio de Etnólogos y Antropólogos, Nature Conservancy, la Asociación Mexicana de Investigadores de los institutos nacionales de salud y hospitales de alta especialidad, entre otros organismos y colegios, lograron invadir Reforma.

A pesar de que los directivos de distintas instituciones se quedaron al margen de la marcha, hoy compañeros que antes no se habían manifestado salen porque no hay una consigna política, hoy la exigencia para la ciencia son mayores recursos, mayor visibilidad, esta es una consigna muy genérica, es una demanda que siempre está presente y hoy pudimos demostrar nuestro enfado , aseguró Eduardo Tarira, miembro de la Asamblea Nacional de Estudiantes de Posgrado.

Hoy salimos a las calles estudiantes, profesores, investigadores, trabajadores y personas a título individual para denunciar los recortes, pero ya no queremos un pensamiento ajeno a la ciencia. Con todo y sus bemoles, hoy lo importante es que pasamos de querer marchar en la banqueta a tomar las calles y querer el diálogo público .

Hasta atrás, se pudo observar al contingente más interesante: un grupo de niños acompañados de sus padres, con una manta que decía: que no pare la oportunidad de ser científico .

Así, alrededor de las 5:40 de la tarde el contingente llegó al zócalo capitalino y, a las 6, distintos oradores en un pequeño templete recordaron la intención de la marcha: Es la defensa de la ciencia y del conocimiento para la toma de decisiones; transparencia en el uso de los recursos y a favor de la naturaleza en el día de la tierra .

Hay más formas de marchar

Previo a la marcha por la ciencia, las academias de Ingeniería, Medicina y Mexicana de Ciencias en conferencia de prensa aseguraron que hoy se da un paso decisivo e hicieron distintos anuncios, entre ellos, una declaración en favor de la conservación del planeta y del impulso a la sociedad y economía basada en el conocimiento, la creación del consejo nacional de academias y la promoción de una iniciativa de ley de academias ante las cámaras para la consulta obligatoria de la ciencia en las diferentes políticas públicas. Se comprometieron a hacer un análisis de ciencia, innovación y tecnología con propuestas y acciones concretas.

En términos generales explicaron que la comunidad científica tiene la capacidad de transformar y que siempre se han manifestado, aunque reconocieron que no con la visibilidad que se requiere, por ello hoy nos sumamos a un llamado internacional .

El doctor Antonio Lazcano ?Araujo, miembro del Colegio ?Nacional (Colnal), aseguró: Si uno revisa la historia de los últimos 100 años de las manifestaciones sociales, del mundo académico o científico, nos encontramos ante una situación inédita, no recuerdo ningún caso, ni he podido ?encontrar en los archivos ningún ejemplo en el que revistas científicas, sociedades académicas, organizaciones educativas, se manifiesten de una manera tan clara y rápida a favor del conocimiento científico y sus aplicaciones. Esto se debe leer como un reclamo a favor de la verdad, la cultura y la ciencia.

(...) hoy los mexicanos tenemos muy claro qué sigue, lo que sigue es tratar de exigir, no sólo al Estado mexicano, sino también a la sociedad mexicana y sus órganos representativos, que la ciencia sea un elemento esencial de la vida ?cotidiana mexicana. Ciertamente no podemos seguir permitiendo que la investigación científica sea un elemento decorativo en los informes sexenales o que estén ausentes en las manifestaciones políticas .

Por su parte, Jaime Urrutia Fucugauchi, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, aseguró que la marcha también va en otros sentidos: Tratamos de ser lo más amplios posibles, en la Ciudad de México son distintas las formas de manifestarnos y esto se refleja, hoy nosotros decidimos que fuera a través de una rueda de prensa, así es la ciencia, libre de discutirse , concluyó.

[email protected]