Al primer minuto del viernes 21 de febrero, trabajadores de la agencia de Noticias del Estado mexicano, Notimex, hicieron efectivo el segundo paro de labores en sus 51 años de existencia. Un colectivo de afiliados al Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) y despedidos en los últimos meses se apostaron afuera de la sede­ de la agencia, en la Roma Sur, y colocaron banderas rojinegras a manera de protesta “ante la negativa de la directora general, Sanjuana Martínez Montemayor, para dialogar y alcanzar un acuerdo sobre el contrato colectivo de trabajo”.

A través de un comunicado, los inconformes explicaron que la vida sindical de los trabajadores “causó malestar a los directivos”, quienes, desde marzo del año pasado, con la instalación de la nueva dirección, “golpetearon al SutNotimex y quedamos al borde de la extinción”. Argumenta que, “por instrucciones de Sanjuana Martínez, vino una ola de despidos injustificados” para integrantes del gremio.

Han sido 241 empleados despedidos hasta el momento, de los cuales poco más de 80% son trabajadores de base o sindicalizados. El documento agrega que la dirección creó un sindicato patronal con el cual “amedrentaron a los trabajadores con que, si no firmaban su adhesión, serían despedidos”.

La periodista Adriana Urrea, secretaria general del SutNotimex, atendió a El Economista en el contexto del paro de labores y las tensiones que esto ha originado a lo largo del fin de semana.

“No hemos tenido ningún contacto por parte de la dirección en este proceso, no hemos visto ningún indicio de querer restablecer un diálogo o un acercamiento siquiera. Estamos ejerciendo nuestro derecho a huelga. Desde el viernes nos encontramos afuera del edificio de Notimex, porque no se nos permitió entrar. El inmueble fue cerrado con una cadena y un candado por dentro desde el jueves por la noche”, explicó Urrea a este diario.

Expuso que, si bien no ha habido interés de parte de Martínez Montemayor y sus allegados por la conciliación, se ha querido romper la huelga a través de la confrontación. Expone que durante los últimos tres días se han presentado trabajadores no afiliados al sindicato y algunos contratados en los últimos días por decisión de la dirección, a quienes los directivos que desde el viernes permanecen al interior del inmueble se asomaron para instarlos a entrar al edificio para continuar con las labores. Por ello, aquellos trabajadores en huelga evitaron el acceso de los trabajadores no afiliados.

“El ejercer la huelga implica que no haya actividades propiamente en las instalaciones. Pero quería intentar que los compañeros entraran para generar un choque. Nosotros pudimos detener la situación. Teníamos nuestros protocolos establecidos para la situación y evitar que se generara una situación de ilegalidad”, explicó.

A pesar del paro de labores de los agremiados al SutNotimex, la agencia ha continuado emitiendo información de manera remota. Una de estas notas difundida a los medios a través del sistema de envío de la agencia, sin crédito, lleva por título “Fracasa huelga de extrabajadores contra Notimex”, en la que, entre otras cosas, se lee:

“Cabe señalar que el SutNotimex no tiene agremiados dentro de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, por lo que el intento de paro de labores no tendrá efecto en la productividad, ya que la agencia seguirá trabajando a 100 por ciento”.

Al respecto, Urrea comentó que “se está haciendo una transmisión de notas desde otro centro de operaciones que no es el edificio de Notimex. La directora cometió una violación al acuerdo que logró en la mesa de Conciliación y Arbitraje de que no se podía contratar a nuevos compañeros en plazas sindicalizadas; sin embargo, en las últimas semanas se hizo una contratación masiva de personal. Me reportan que se contrataron alrededor de 60 personas adicionales a las 122 que ya había contratado el año pasado. Estos trabajadores no participan en la huelga por haber sido contratados después del emplazamiento. Con esos trabajadores podría estar haciendo esta labor”, expuso.

[email protected]