La corporación SpaceX completó el jueves una entrega a la Estación Espacial Internacional, a 400 kilómetros (250 millas) de altura, luego de resolver un problema de navegación que retrasó su llegada por un día.

El miércoles, un error del sistema GPS impidió la primera aproximación. La cápsula no se acercó lo suficiente para ser atrapada por el enorme brazo robot de la estación.

Todo salió bien en este segundo intento y los astronautas de la estación capturaron la cápsula de carga Dragon mientras ambas naves flotaban sobre Australia.

La Dragon, cargada con 2,500 kilos (5,500 libras) de suministros, despegó el domingo desde la histórica plataforma de la NASA en el Centro Espacial Kennedy de Florida. La plataforma llevaba casi seis años sin utilizar, desde el fin del programa de transbordadores espaciales, antes de ser arrendada por SpaceX.

NOTICIA: SpaceX pospone lanzamiento de cohete Falcon 9

Los seis tripulantes de la estación recibirán otra entrega el viernes, en esta ocasión desde Rusia.

Dado el retraso en la llegada de la Dragon el despegue también se demoró un día los astronautas recibieron la orden de abrir la cápsula lo más rápido posible para trasladar al interior de la base los experimentos científicos delicados.

"Perdón por los retrasos", dijo el control de la misión por radio. "Ahora comienza el trabajo real".

"Felicidades Dragon por un exitoso viaje desde la Tierra y bienvenida a bordo", respondió el astronauta francés Thomas Pesquet, quien operó el gran brazo robot de la estación para acercar la cápsula.

NOTICIA: SpaceX prepara nueva misión a la ISS

Entre la carga recién recibida hay 20 ratones que forman parte de un experimento sobre la curación de heridas. Antes del vuelo, los investigadores hicieron pequeñas incisiones en los fémures de los animales y les aplicaron curaciones. Los científicos quieren ver con cuánta rapidez se curan las heridas en condiciones de ingravidez. En tierra se usaron otros 20 ratones a los que se les hizo lo mismo, a fin de compararlos con los enviados a órbita.

Otros de los experimentos recién llegados incluyen una muestra altamente infecciosa de la bacteria MRSA, que lleva una triple protección para evitar que se disperse. También hay células madre e instrumento para estudiar los relámpagos y la capa de ozono de la Tierra.

La cápsula Dragon permanecerá acoplada a la base espacial durante un mes antes de que regrese a tierra con muestras científicas y otras cosas. Es la única nave de suministro capaz de regresar intacta a tierra, pues todas las demás se queman durante la reentrada.

NOTICIA: Elon Musk y Jeff Bezos quieren conquistar el espacio

SpaceX es una de las dos compañías privadas que trasladan suministros para la NASA.

Además del francés Pesquet, en la estación especial viven dos astronautas estadounidenses y tres rusos.

abr