Después de que dos aviones se empotraron en las Torres Gemelas de Nueva York, la publicación de interesantes novelas sobre el tema tardó en llegar.

NOTICIA: Recibe Salman Rushdie medalla Carlos Fuentes

Algo similar podría suceder con la respuesta literaria a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

A principios de este año, varios autores me dijeron que se sentían obligados a dejar sus escritos en los que se encontraban trabajando para abordar el arribo de Trump.

Ocho meses después estamos viendo florecer algunos de ellos.

De manera lamentable, uno de los primeras obras resultó ser un trabajo torpe. En mayo, el ganador del Premio Booker, Howard Jacobson, publicó una parodia discontinua llamada Pussy, una novela con escaso ingenio satírico.

Y ahora, otro ganador del Booker, Salman Rushdie, experto en provocar a gente poderosa, lanza una flecha literaria en contra del rey de los tuits, The Golden House.

En la obra de Rushdie no se menciona a Trump por su nombre, no le daría esa satisfacción, pero no hay duda sobre la identidad real del gigante victorioso rey de dibujos animados de pelo verde . Ese villano gótico que pone en riesgo a todo su reino, se ubica en el fondo de esta historia.

NOTICIA: Imagen de EU ante los mexicanos, en su peor nivel en 15 años

El entorno de The Golden House es una épica familiar donde convergen el drama contemporáneo, los mitos antiguos y las películas modernas.

Seguimos el ascenso y la caída de un empresario fabulosamente rico llamado Nero Julio Oro que llega a Nueva York en el 2009 junto a sus tres hijos condenados por la justicia.

Rechazando hablar del país que dejaron, Nero establece a su familia en una mansión magnífica, un palacio de ilusiones , en el distrito histórico de los jardines de la aldea de Greenwich. En sus perfiles de comportamiento vemos una especie de Gatsby.

Los tres hijos problemáticos de Nero son libres de recorrer Nueva York y explorar sus pasiones artísticas, sexuales y electrónicas. Su padre, mientras tanto, gobierna un reino sombrío. Pero cuando una belleza rusa (algunos podrían considerarla como prostituta), mucho más joven que él, entra a la casa de Oro, la dinámica familiar se revoluciona.

El desarrollo de la actualidad política de Donald Trump ayudará al lector a asimilar la ficción a los terrenos de la comprensión que ­sólo la realidad ofrece.

Tenemos, pues, una obra divertida siempre y cuando pensemos que Rushdie se inspiró en Donald Trump.

NOTICIA: Publicación de NYT desata otro ajetreo diplomático entre EU y México