Raquel Seoane, maestra, actriz y directora artística de la Institución Teatral Independiente Contigo América, A.C., falleció la madrugada del viernes después de que a inicios del mes de febrero presentó una recaída en su salud.

Se congregaron para despedir a la maestra Seoane integrantes de la Casa de la Amistad Uruguay–México, representantes de la Embajada de Uruguay en nuestro país, así como integrantes de la comunidad teatral y funcionarios del sector artístico.

El nombre de Raquel Seoane está unido a Contigo América, que recién celebró 31 años de labor ininterrumpida en la escena teatral mexicana, aspecto que diluye pero a la vez revela su posición de vida, su posición frente al teatro.

La maestra Seoane apostó por realizar un teatro independiente, independiente del teatro institucional, independiente del teatro comercial ; al lado de Blas Braidot, Mario Ficachi, Pablo Jaime y Luisa Huertas planteó su compromiso con el teatro, consistente en contribuir a desarrollar un teatro latinoamericano progresista, democrático y liberador, coadyuvando a la comprensión de los problemas de nuestras estructuras socioeconómicas y de la realidad de nuestra América .

Esfuerzo al que dedicó su vida y dio continuidad hasta el final. Con plena conciencia sostuvo una iniciativa artística, que en nuestro mexicano contexto representa una hazaña.

Al frente de Contigo América resistió y superó airosamente la adversidad económico-política inherente al quehacer de las artes escénicas; en la década de los 80, en plena crisis, con la puesta en escena Los que no usan smoking, del autor brasileño Gianfrancesco Guarnieri, se mantuvo 10 años en cartelera, sumando más de 800 funciones, presentándose en todo el territorio nacional y en el extranjero.

Empezó entonces una notable producción escénica, que siguiendo las palabras de Víctor Hugo Rascón Banda ha sido importante, sin estridencias ni resoluciones efectistas . Ligado con este punto, Raquel Seoane de manera individual y como parte de la agrupación ha resistido el poder de la crítica, que ha evaluado la producción del teatro independiente bajo el apretado parámetro de forma–contenido, confrontando el valor estético frente al compromiso social, como si necesariamente lo primero anulara lo segundo. De eso, del poder de la crítica, Contigo América ha salido con gracia, la maestra Seoane, con su habitual elegancia.

Actitud que ha sido compartida a lo largo de estos 31 años por una masa social que encuentra en la producción escénica del grupo y en el hecho de asistir al foro, sede propia desde el año 1990, un momento y un espacio de encuentro.

Ya en estos tiempos de exacerbado individualismo, dentro del marco de celebración de los 28 años de la agrupación, la maestra Raquel Seoane nuevamente nos confirmó su vocación desafiante al decirnos alegre y entusiasta: Aquí estamos, éste es un foro que todos los días del año estamos trabajando y podemos recibir a amigos, a compañeros, a desconocidos que tengan algo que conversar, algo que discutir, que proponer . (Integrantes y amigos de Contigo América)