El mercado legal de la mariguana en México podría significar una industria de 6,000 millones de dólares al año, siempre que la regulación de la cannabis en el país siga las regulaciones existentes en la materia de Canadá y las de algunas entidades de Estados Unidos, según se asentó en un informe de la organización no gubernamental Semáforo Delictivo Nacional, publicado en enero. Los cálculo del fondo de inversión Provateer Holdings son más conservadores, e indican que el valor potencial del mercado de cannabis en México es de 1,700 millones de dólares.

Para la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo adscrito a la Secretaría de Salud encargado de la regulación sanitaria en el país, no existe un cálculo real sobre el mercado legal de la cannabis debido a que cada día nuevos países comienzan a migrar a una regulación más específica sobre su uso, en lugar de la estricta prohibición, información contenida en el documento publicado el pasado 21 de noviembre, día en que hizo el primer anuncio de liberación de productos con cannabis en México.

Este anuncio se derivó de la publicación el pasado 30 de octubre de la Secretaría de Salud, a través de la Cofepris, de los Lineamientos en materia de control sanitario de la cannabis y sus derivados. Estos lineamientos establecen los criterios sanitarios para la comercialización, exportación e importación de productos con uso industrial que contengan derivados de la cannabis en concentraciones del 1 por ciento o menores de tetrahidrocannabinol THC, compuesto del grupo de los cannabinoides con efectos psicoactivos.

Después de la publicación de los lineamientos, la Cofepris recibió un total de 47 solicitudes de evaluación sanitaria. Del total de las solicitudes recibidas, el regulador sanitario determinó que sólo 38 cumplieron con las condiciones establecidas en los lineamientos emitidos por la Secretaría de Salud.

La Cofepris aprobó las solicitudes para 38 productos con base en el aceite de cáñamo, sustancia que contiene el cannabidiol (CBD), molécula del grupo de las cannabinoides que no tiene efectos psicoactivos, y con propiedades aptas para su uso como suplemento alimenticio, así como componente de productos cosméticos y alimenticios.

Las investigaciones sobre los efecto del cannabidiol como suplemento alimenticio indican que fortalece el sistema inmunológico, previene la aparición de enfermedades degenerativas, y protege al corazón gracias a los ácidos grasos que contiene. Se ha encontrado que el CBD inhibe en el cuerpo humano la transmisión de la señal nerviosa y modula la acción de varios neurotransmisores, propiedades por las que es apto para su uso en productos de uso siquiátrico destinados a aliviar el estrés y la depresión.

Los siguientes son algunos de los productos que la Cofepris autorizó comercializar a las distintas empresas que presentaron las respectivas solicitudes de evaluación sanitaria, y que se dividen en los rubros de Materia prima, Suplemento alimenticio, Cosméticos y Alimentos, según el sector al que están destinados.

Elaboración de aceite de cáñamo como materia prima

La Cofepris aprobó la comercialización del aceite de cáñamo, producto que se obtiene a partir de las semillas de la planta de la planta de cáñamo, proceso en el que las bajas concentraciones de THC se eliminan. Los estudios realizados indican que el aceite de cáñamo es rico en los ácidos grasos Omega 3 y 6, así como en proteínas. Finat México y Farmacias Magistrales obtuvieron autorización para la comercialización del aceite como materia prima.

Suplementos alimenticios con base de aceite de cáñamo

Dado que no está permitida la siembra de la planta de cáñamo en México, excepto para fines médicos y de investigación, la liberación de productos con cannabis en México sólo permite la importación, en el caso de los suplementos alimenticios, de productos que se elaboran en Estados Unidos.

Aceites Orgánicos de América fue autorizado a comercializar el suplemento alimenticio Real Scientific Hemp Oil-X Oil5, con base en cannabidiol. De consumo por vía oral, el aceite, según consta en el sitio online de la empresa Hemp Meds, se obtiene de cultivos en Europa libres de pesticidas y sin alteraciones genéticas. Se comercializa por 6,500 pesos en la presentación de 236ml.

Cofepris aprobó a la empresa Med Mex la venta de los productos CBD Softgels, en presentaciones de 10mg y 25mg, y del CBD Tincture, en presentaciones de 250mg, 500mg y 1000mg. El CBD Softgels son cápsulas blandas de cannabidiol, que se venden en frascos conteniendo 30 o 60 grageas. El CBD Tincture es la presentación en gotas, para ser administradas por vía sublingual.

CBD Science podrá comercializar aceite y cápsulas de cannabidiol a granel, bajo las concentraciones para el aceite de 33.33 mg/ml, 16.67 mg/ml y 8.33 mg/ml; las cápsulas deberán tener un contenido de CBD de 26 mg por cada una.

La solicitud aprobada a la empresa Endo Natura comprende la venta de cápsulas de CBD en tres concentraciones distintas: 20 mg, 35mg y 50mg por cada cápsula.

A la empresa de mexicana de capital mexicano CBD Life, el regulador sanitario le aprobó la comercialización de 14 productos de cannabidiol en seis presentaciones distintas. Primero están las cápsulas de CBD en concentraciones de 5mg, 15mg y 25 mg en presentaciones de 15 y 30 cápsulas para cada una. En segundo lugar, se aprobó la venta de cannabidiol para consumo en forma de gomitas saborizadas, con empacado de 15 y 30 piezas. Por último, la tintura o gotas de CBD en concentraciones de 50mg, 125mg, 250mg y 500mg por frasco.

CBD en cosméticos

Debido a las propiedades de regeneración de la piel que posee el cannabidiol, el uso del compuesto en productos cosméticos formó parte de las 47 solicitudes de evaluación sanitaria presentadas a la Cofepris por distintas empresas. El regulador sanitario aprobó nueve productos de este sector para su comercialización en el país.

La Real Scientific Hemp Oil es una crema de aplicación tópica, para su uso en el tratamiento de las manchas de la edad, arrugas, para hidratar la piel e incluso contra dolores musculares. El tarro se comercializa en Estados Unidos en 39 dólares (800 pesos). La venta de este producto en el país le fue aprobada por la Cofepris a las empresas Aceites Orgánicos de América y a CBD Life, al igual que la comercialización de una presentación con aplicador roll on.

Por su parte, a CBD Science se le autorizó vender a granel el bálsamo de aceite de cáñamo, rico en fitocannabinoides, esto es, en los cannabinoides que se extraen de la planta de Cannabis Sativa L., y con propiedades de relajante muscular. A la firma Med Mex le fue autorizado vender el CBD Balm, presentación comercial de bálsamo de aceite de cáñamo.

Alimentos

Gracias a las propiedades antiinflamatorias y ansiolíticas, el CBD puede usarse como infusión y en bebidas saborizadas. La empresa CBD Life obtuvo permisos de la Cofepris para vender bebidas con concentraciones de 0.003 gramos de CBD, entre las que se encuentran una variedad de tés y bebidas con sabor a limón. Así también, podrá comercializar una bebida energética con cannabidiol, en presentaciones con y sin azúcar.

Uso recreativo

Sobre el uso recreativo de la cannabis, la Cofepris hasta ahora sólo ha expedido 10 permisos a 10 personas, luego de que las mismas presentaran sendos amparos ante la Suprema Corte de Justicia. El titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz, anunció durante la presentación de los presentar los Lineamientos en Materia de Control Sanitario de la cannabis y derivados de la misma, que además de los permisos ya otorgados hay 615 solicitudes que tiene pendientes la dependencia para el consumo recreativo.