El Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME, por su sigla en inglés) de la Universidad de Washington ha incluido dentro de su modelo de proyección de tendencias del Covid-19 a nueve países de América Latina.

El cálculo que realiza esta institución es la referencia para el gobierno estadounidense y uno de los más consultados a nivel mundial.

Desde el pasado 12 de mayo, México está incluido en el modelo, el cual revela que para el 4 de agosto, habría cerca de 6,859 defunciones en siete estados del país de los que se ha podido recopilar la información y en donde se reparten dos terceras partes de las defunciones por el virus. El mayor número de decesos aproximados se prevé en Ciudad de México, con 3,414 y en Baja California, con 1,171.

Para América Latina se prevé “una epidemia bastante grande en Brasil y luego epidemias más pequeñas pero sustanciales en México, Perú y Ecuador y una epidemia mucho más pequeña en Argentina”, detalló en conferencia virtual, Christopher Murray, director del IHME.

Brasil será el más afectado, con 88,305 decesos, en un rango estimado entre 30,302 y 193,786; por contraste,  Panamá tendría 661 fallecidos, Argentina, 680; Chile, 687 y República Dominicana, 881.

Pocas pruebas en México

Las primeras proyecciones para México se hicieron a través de datos provenientes de Baja California, Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa y Tabasco, por lo que las predicciones a nivel nacional son probablemente más altas.

Murray señaló que el testeo en México “es extremadamente bajo según los estándares mundiales”, por lo que es probable que falten “muchos casos” por registrar.

Y enfatizó: “En ausencia de una acción concertada para aumentar las pruebas, particularmente entre los estados con epidemias más grandes, las trayectorias de Covid-19 podrían empeorar para México”.

El especialista también detalle que México se halla en las fases tempranas de la epidemia y que será la próxima semana cuando exista un panorama más exacto por parte del IHME pues se incorporarán 11 estados más en el cálculo, esto abarcará un 90% de la mortalidad en territorio mexicano.

Modelo del IHME

El modelo de proyección de la Universidad de Washington toma en cuenta aspectos como la movilidad, a través de aplicaciones de celular; estacionalidad gracias a las variaciones de temperatura; pruebas diagnósticas per capita y densidad poblacional, parte clave del potencial de transmisión.

Murray también acepta las limitaciones del proyecto, pues aspectos como lo sanitario y lo económico para la toma de decisiones son muy importantes pero difíciles de medir, y en casos como México, donde no hay suficientes pruebas, las limitaciones son mayores.

De acuerdo con los resultados compartidos en esta primera presentación, la conclusión del especialista, y que aplica para toda Latinoamérica, es que “desde el punto de vista de la salud pública, no tiene sentido aflojar las medidas de distanciamiento social cuando aún no se llegó al pico de contagios”.

Aflojar el aislamiento social podría prolongar la pandemia y provocar un mayor número de muertes, además de aumentar el riesgo de una segunda ola de contagios.

coronavirus en el mundo
Coronavirus a nivel mundial.

Críticas al modelo

El modelo ha sido criticado por especialistas por  los resultados “optimistas” que ha proyectado para Estados Unidos, cuando la situación se consideraba más grave, y que han sido referencia para la respuesta del gobierno de Donald Trump ante la pandemia.

“El modelo IHME es un pato extraño en el conjunto de modelos matemáticos”, dijo Gregg Gonsalves, epidemiólogo de la Facultad de Medicina de Yale. “Me temo que la Casa Blanca está buscando datos que les cuenten una historia que quieran escuchar, por lo que miran al modelo con la menor proyección de muerte”, consigna la revista Politico.

“No es un modelo que la mayoría de nosotros en el campo de la epidemiología de las enfermedades infecciosas creemos adecuado” para proyectar muertes de Covid-19, dijo a periodistas el epidemiólogo Marc Lipsitch, de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, en la tercera semana de abril.

Acerca del IHME

El Instituto de Medición y Evaluación de la Salud ( IHME ) es un instituto de investigación creado por la Fundación Bill y Melinda Gates en 2007, que trabaja en el área de estadísticas de salud global y evaluación de impacto en la Universidad de Washington, en Seattle.

El Instituto está dirigido por el Dr. Christopher JL Murray , médico y economista de salud, y profesor del Departamento de Salud Global de la Universidad de Washington , que forma parte de la Facultad de Medicina. El IHME realiza investigaciones y capacita a científicos, formuladores de políticas públicas en conceptos, métodos y herramientas de métricas de salud.

Su misión incluye evaluar la efectividad y eficacia de las iniciativas de salud y los sistemas nacionales de salud.

El trabajo de IHME busca ser complementario al trabajo de la Organización Mundial de la Salud, ya que comparte muchas tareas pero es independiente de los países miembros de esta organización.

[email protected]