El pretexto, un telescopio, de ahí, miles de ideas surgen durante la Noche de las Estrellas, una fiesta astronómica que desde el 2009 y hasta ahora se ha convertido en el evento masivo de divulgación de la ciencia más grande e importante de Iberoamérica.

Inspirado en la versión francesa, Nuit des Étoiles, cuando en 1991 reunieron el trabajo de astrónomos profesionales y aficionados, México en su propia versión participa cada año con el objetivo de acercar el conocimiento de forma lúdica y gratuita a la mayor cantidad posible de personas.

Este sábado 30 de noviembre en más de 110 sitios en todo el país y con el lema Capturando la Esencia del Universo, en alusión al Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, se celebrará la  nueva edición.

La sede principal será en la explanada de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en el Planetario Luis Enrique Erro del Instituto Politcécnico Nacional (IPN). 

Foto EE: Cortesía
Este 30 de noviembre se celebrará una nueva edición de la Noche de Estrellas. Foto EE: Cortesía

Habrá dos carpas: Orión y Pléyades, en las que se rendirán 15 conferencias simultáneas. También habrá museos y planetarios móviles.

Además, se instalarán 66 carpas temáticas como: Pregúntale a un astrónomo, Tecnología espacial: cohetes y satélites, Construye tu Universo y BRAIN: inteligencia artificial, entre muchas otras.

Al caer la noche, se iniciará la observación con telescopios. A esta fiesta están invitados todos aquellos que tenga un telescopio para que lo sumen al proyecto y lo pongan a la disposición del público. Los que no cuenten con uno, habrá más de 200 telescopios para la observación del Sol, la Luna, las estrellas y algunas sorpresas que se permitan observar.

Esta actividad nos permite “reconocernos y reconectarnos con el cielo, que por la pérdida de la oscuridad nocturna y las prisas hemos dejado de contemplar”, dijo Jesús González, director del Instituto de Astronomía (IA).

El Dr. José Franco, uno de los principales impulsores de este evento y astrónomo del Instituto de Astronomía compartió con nostalgia, “es increíble que una idea tan simple, como sacar un telescopio para ver el cielo, sea el principio de esta fiesta…( ) En 2018 acudieron más de 270,000 participantes en las más de 100 sedes de todo el país, lo que muestra cómo ha crecido este encuentro”.

La noche de las estrellas también invitará a celebrar y recordar otros acontecimientos, por ejemplo, los 500 años de la muerte del genio florentino Leonardo Da Vinci. El mismo año en que murió este personaje, 1519, Fernando de Magallanes encabezó una gran aventura para, por primera vez, darle la vuelta a la Tierra en barco.

Quinientos años también han pasado desde la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz. La primera colonia fundada por los europeos, en este caso por Hernán Cortés, en las tierras recientemente descubiertas de América. En 1619, diez años después de la publicación de su primera y segunda ley, Johannes Kepler publica La Armonía de los Mundos en el cual enuncia su tercera ley del movimiento planetario.

En 1919 también ocurre un eclipse de Sol que permite comprobar la teoría de la relatividad de Einstein a partir de la observación de la desviación que sufre la luz debido a la gravedad del Sol, y ese mismo año se funda la Unión Astronómica Internacional.

El programa con las sedes más próximas y las actividades se pueden consultar en el sitio: www.nochedelasestrellas.org.mx

Participarán más de 900 voluntarios. Las actividades iniciarán a las 15:00 horas y concluirá a las 20:30 horas, con la participación del Taller Coreográfico de la UNAM.

kg