La donación de más de un centenar de pinturas y esculturas abstractas de la multimillonaria venezolana Patricia Phelps de Cisneros al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) permitirá enriquecer su gran colección y crear un instituto de arte latinoamericano en su sede, informó este lunes el MoMA.

El regalo consiste en 102 esculturas, pinturas y obras en papel realizadas por 37 artistas abstractos entre los años 40 y 90 en Brasil, Venezuela, Argentina y Uruguay, incluidos los brasileños Hélio Oiticica, Lygia Clark y Lygia Pape, los venezolanos Jesús Rafael Soto y Alejandro Otero, el argentino Tomás Maldonado y la uruguaya María Freire.

El museo no quiso precisar el monto estimado del regalo, que calificó de inédito en su amplitud .

Patricia Phelps agregó: Siempre he considerado que nuestros artistas latinoamericanos son de un valor incalculable, pero que no han sido tomados lo suficientemente en cuenta por los historiadores del arte en las últimas décadas, y creo que trayendo esta colección al museo vamos a cambiar eso .

En entrevista concedida a Notimex, la coleccionista indicó que la donación tiene el objetivo de transformar la manera en que se interpreta la historia del arte de América Latina, lo que también influirá en la comprensión que se tiene de la cultura de esta región.

La donación se suma a otras 40 obras latinoamericanas donadas en el pasado por Patricia y su esposo Gustavo Cisneros al MoMA, que ya integraban la colección de 5,000 obras de América Latina del museo, todas posteriores a 1931.

Estamos profundamente agradecidos a Patty Cisneros, cuya decidida y constante dedicación al arte y a los artistas latinoamericanos desde hace mucho tiempo sigue transformando y expandiendo nuestra comprensión y apreciación del significativo papel de esa región en la historia del arte moderno y contemporáneo , dijo Glenn D. Lowry, director del MoMA, en un comunicado.

Patricia Phelps de Cisneros expresó que la donación y la creación del instituto que llevará su nombre, cuya apertura está prevista en el 2017, representa un hito mayor en nuestro objetivo de suministrar un contexto más amplio en la historia del arte de Latinoamérica y ayudará a garantizar su presencia de largo plazo en el MoMA.

El instituto, que aspira a convertirse en el líder mundial en su campo, abrirá sus puertas este año para ofrecer becas, coloquios y estancias académicas, así como la publicación de investigaciones.

La meta del Instituto de Investigación es que el arte de América Latina sea visto en igual posición e importancia que el de artistas de cualquier lugar del mundo , manifestó Lowry.

Lowry precisó que el Instituto de Investigación de Arte Latinoamericano se enfocará en establecer un diálogo entre académicos, historiadores, críticos, curadores y artistas latinoamericanos con sus colegas de Estados Unidos.

El museo prometió preparar una exposición con las principales obras donadas tras la finalización de la ampliación, que debe terminar en el 2019 o el 2020.

Las 142 obras donadas por los Cisneros al MoMA el primer museo fuera de América Latina en contar con una colección latinoamericana cubren tres grandes constelaciones de artistas que se dedicaron al arte abstracto constructivo en la primera y segunda mitad del siglo XX. De los 37 artistas representados, 21 entran al MoMA por primera vez, llenando grandes agujeros en la colección del museo.

Las obras donadas el lunes fueron elegidas a lo largo de varios años por curadores del MoMA que trabajaron estrechamente con expertos de la Colección Patricia Phelps de Cisneros (CPPC), que se reparte entre Caracas y Nueva York, para escoger obras que contaran la historia de la abstracción en Latinoamérica . Representan sólo una parte de la CPPC, que continúa coleccionando arte latinoamericano de manera activa.

El empresario Gustavo Cisneros, de 70 años, posee una fortuna estimada este año por Forbes en 2,000 millones de dólares. Ambos residen en República Dominicana. Su esposa Patricia Phelps es integrante de larga data del Consejo del MoMA.