El mundo comienza a ver resultados prometedores para lograr vacunas contra Covid-19, cuatro de ellas llevan la delantera, pero el reto inmediato será poder fabricarlas a gran escala y su distribución equitativa, de manera que todas las personas, hasta las más pobres tengan una oportunidad de inmunización. Para ello los países se preparan de distintas maneras y alianzas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, ha creado un acelerador de vacunas y un Fondo Rotatorio con el que se buscará una acción conjunta para negociar mejores precios y pagos a posteriori a los países más necesitados. Hasta el momento cerca de 40 países de América Latina y el Caribe han solicitado participar, incluido México, pero en este sentido, el director de emergencias de dicha institución, Michael Ryan explicó que habrá que dar prioridades. “Ese mecanismo como es actualmente no podrá dar una vacuna a todos en el mundo. Tendremos que priorizar quién tiene qué vacuna al principio, según la que esté disponible. Y tendremos que diseñar políticas y prioridades para el mejor uso de esas vacunas”.

De acuerdo con la OMS, 164 vacunas contra el Covid-19 están siendo desarrolladas en el mundo, de las cuales se espera que 7% acaben siendo eficaces y seguras. Entre las actuales candidatas, cuatro han pasado ya a una fase final de pruebas en humanos y una o varias de estas podrían empezar a ser distribuidas desde la primera mitad de 2021.

México participa en una alianza estratégica

Las autoridades mexicanas han insistido en que se busca garantizar el acceso universal y gratuito a la vacuna, por ello este jueves 13 de agosto se dio a conocer una alianza de riesgo compartido y sin fines lucro. En ella participan los gobiernos de México, Argentina, la industria farmacéutica, la Universidad de Oxford y la Fundación Carlos Slim.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aseguró que la alianza tiene un sentido social pues se tiene que cumplir lo establecido en el Artículo 4° de la Constitución, “el derecho del pueblo a la salud, atención médica, medicamentos y vacunas gratuitas, darle garantía a todo el pueblo de que van a tener acceso a la vacuna. No debe haber preocupación por la gente pobre, tiene garantizada la vacuna”.

México sigue con los esfuerzos multilaterales para encontrar una vacuna con cuatro memorándums de entendimiento para que empresas hagan sus ensayos clínicos en el país, sostuvo el canciller Marcelo Ebrard.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, se cuenta con fondos reservados de hasta 100 mil millones de pesos si el costo es alto, si es un costo moderado hasta 50 mil millones y si es un costo bajo hasta 25 mil millones de pesos.

Para la creación de esta vacuna se usa una plataforma que se utilizó anteriormente en otros tipos de virus, ahora “se introducen los picos del coronavirus para tener un virus atenuado que no tiene afectación en el ser humano, pero empieza a generar una respuesta inmune en los sujetos”, señaló Sylvia Varela, presidenta de AstraZeneca México.

Una vez que se tengan los resultados, si son positivos, se procederá al registro ante la Cofepris, para iniciar el proceso de manufactura el primer trimestre de 2021.

Se tiene planeado generar de 150 a 200 millones de dosis en una primera fase. Carlos Slim señaló que podrían aumentar a 250 millones en caso de ser necesario.“La fundación participará con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países para iniciar el proceso de producción”, dijo.

Se informó que Argentina se encargará de la producción de la sustancia activa a través del laboratorio MABXIENCE, mientras que México, a través del laboratorio Liomont, envasará y completará el proceso de producción y distribución.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos ha intentado comprar varias compañías extranjeras que trabajan en proyectos prometedores y ha cerrado tratos millonarios con empresas como AstraZeneca, Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson; también Reino Unido con el programa de Oxford y el de Pfizer tiene la intención de reservar millones de dosis. Alemania, Francia, Italia y Países Bajos, firmaron un acuerdo con AstraZeneca para que la compañía les proporcione hasta 400 millones de dosis.

El antídoto que desarrolla la alianza

  • Basada en investigaciones de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, está en desarrollo una potencial vacuna que se encuentra en fase 3 con expectativas alentadoras. Hasta ahora se considera el proyecto más avanzado.
  • El proyecto busca realizar el proceso de manufactura lo más rápido posible.
  • El objetivo es traer la potencial vacuna a Latinoamérica cortando tiempos, a un costo bajo y razonable (4 dólares por dosis) que permita maximizar la cantidad de personas que puedan recibirla.
  • Para la fase 3 se aplicará en 50 mil personas, 30 mil en Estados Unidos y el resto en Inglaterra, Sudáfrica y Brasil. Se esperan resultados entre los meses de noviembre y diciembre.
  • Argentina se encargará de la producción de la sustancia activa, mientras que México envasará y completará el proceso de producción y distribución.

nelly.toche@eleconomista.mx