Berlín, Alemania. El escritor británico de origen indio Salman Rushdie dijo este lunes que si la condena a muerte islámica (fatwa) lanzada contra su persona por haber escrito el libro Los versos satánicos se hubiera producido en la era de las redes sociales, habría incrementado aún más el peligro.

El escritor, que se encuentra en Berlín para promocionar su nueva obra sobre la década que permaneció oculto, dijo que la campaña contra el libro que publicó en 1988 fue muy eficiente y muy internacional utilizando únicamente teléfonos y faxes.

No había e-mail, mensajes de texto, Facebook, Twitter, web y, por supuesto, eso frenó el ataque , dijo el escritor en una rueda de prensa.

Cuando todo el mundo puede conocer todo instantáneamente, hubiera sido posible movilizar a la gente contra el libro mucho más rápido y hubiera sido más peligroso ahora , añadió.

Rushdie también arremetió contra lo que llamó la cultura de la no ofensa , diciendo que era absurdo y amenazaba la libertad de expresión abogar por la prohibición de trabajos porque haya gente que pueda sentirse ofendida.

Esta idea de que de alguna manera podemos exigir vivir en un mundo donde nada nos ofenda es absurda , dijo el escritor de 65 años.

Su libro de memorias, de más de 600 páginas y titulado Joseph Anton, el alias que utilizaba mientras permaneció escondido, está escrito en tercera persona y fue publicado el mes pasado, al mismo tiempo que se producían las protestas mortales contra la película realizada en Estados Unidos que sacudieron el mundo musulmán.

Vivimos en un tiempo en el que se da esa cultura de la no ofensa. Todo tipo de personas, no solo los radicales islámicos, utilizan este argumento como una manera de atacar otro tipo de discursos , dijo.

Su relato llega 23 años después de que Rushdie se convirtiera en el objetivo de una fatwa iraní que pedía su muerte por haber, supuestamente, blasfemado contra el Islam y el profeta Mahoma en su libro Los versos satánicos.