La octava edición de Luxury Lab Global 2018 —foro que convoca a las marcas de lujo más importantes de México y de América Latina— se llevó a cabo este lunes 21 de mayo en el Hotel St Regis de la Ciudad de México. Regidos por la temática “El futuro y el lujo”, Luxury Lab es una plataforma que reúne a profesionales que han compartido sus experiencias año con año, estudiando el comportamiento de los consumidores y las tendencias de consumo, así como el movimiento de conciencia sobre diversas situaciones que llevan a las personas a tener un estilo de vida rodeada de productos de lujo.

Este entorno da un giro a diversas marcas en el mercado de productos de alta categoría. Siendo ésta la base del evento este año, entre los exponentes destacados que participaron en esta edición se contó con la presencia de Jozef Youssef, chef y fuerza creativa detrás de Kitchen Theory. Youssef contó en entrevista para el El Economista cómo los años de experiencia en los restaurantes y hoteles con estrellas Michelin más aclamados de Londres le han enseñado que no todo es el sazón de los alimentos, sino que uno de los estimulantes principales en la comida son los sentidos del olfato y del oído, no reemplazando el gusto pero sí dándole mayor peso a los dos primeros.

Al hablar del olfato y el oído, el chef menciona que “escuchando es como entendemos al mundo” además de ser parte fundamental para un mayor placer al momento de degustar cualquier alimento o bebida.

De esta manera y con la pasión con la que labora Jozef, logra hacer un match con el arte y la ciencia para dar como resultado Kitchen Theory en el 2010, para después publicar su primer libro, que se llama Gastronomy Molecular at Home, “La cocina molecular es la aplicación de la ciencia en la comida, suena complicado pero es toda una experiencia”.

Hoy día, Youssef diseña Kitchen Theory’s Gastrophysics Chef’s Table, que son experiencias corporativas o sensplorations (sensoexploraciones) de productos, combinando sus habilidades culinarias.

Este año el chef hace una extensa invitación a degustar cada alimento con mayor atención al momento de comer, es decir: escuchar si es crujiente al momento de masticar, así como detectar los aromas que conforman el alimento que nos llevamos a la boca.

[email protected]