De joven Javier Camarena tuvo un sueño: ocupar uno de los escenarios que más le complementó en su formación artística, el Festival Cervantino, entusiasmado, cuenta a través del auricular, que su inspiración nació cuando vio a Fernando de la Mora cantar.

“Yo pensé que quería estar ahí, en ese escenario. Uno de los lugares más emblemáticos de la cultura en México, es para mí un honor ocupar este espacio en donde además se han presentado otras figuras que yo escuché”, dijo en entrevista con El Economista.

Dos horas durará el concierto en el que el artista habrá confeccionado meticulosamente el desarrollo de un sueño que se hace realidad, desde clásico, bolero y hasta mariachi, en una especie de retribución a una cultura “rica” y “diversa” musicalmente que lo inspiró en todo momento.

El tenor —cuya calidad artística se encuentra en la cima y que de facto despierta elogios, no sólo en México, sino en todo el mundo— dice con franqueza: “yo no provengo de una familia de músicos, pero me inspiré en cada una de las composiciones de la música popular, México es rico en ese aspecto”.

“Si hay algún recuerdo que tengo más vivo de mi infancia es escuchar la música de Cri-Cri. Tenía los discos de 33 revoluciones, una consola de mi mamá, y era eso: una parte que motiva y que incita a imaginar. Cri-Cri escribió cuentos con música. Escucharlo e imaginar todos los personajes es algo que tengo muy presente como recuerdo de mi infancia. Es algo que he compartido con mis hijos. Cuando grabamos mi hija todavía tenía 10 años, el otro estaba muy chiquito. Fue un disco de satisfacción personal”, dice de su primer disco Serenata.

Por esta razón y por la más reciente pérdida del cantante José José, el tenor Javier Camarena tiene claro que le rendirá homenaje a uno de los personajes que explicó la desdicha, la alegría y muchas historias comunes entre los mexicanos con una interpretación sincera.

"Éste será un homenaje, no sólo a José José, sino a la música tradicional mexicana", destacó.

La Orquesta Filarmónica de Acapulco, dirigida por Eduardo Álvarez, contará en esta ocasión con el director invitado Iván López Reynoso, quien acompañará al tenor Javier Camarena en su concierto de clausura en Guanajuato.

En su visita a México después de hacer historia en el MET de Nueva York, la catedral de la ópera, y luego de 15 años de trayectoria, Camarena además de cerrar con broche el Cervantino, también ofrecerá conciertos a los públicos de Guadalajara y Monterrey, en donde destacó hará muestra de una ampliación en su repertorio con la ópera La Bohème.

[email protected]