Por tercera ocasión en su trayectoria, CR7 recibió el Balón de Oro, el premio más importante del mundo a nivel individual.