Los Angeles.- El director mexicano Alejandro González Iñárritu pidió este sábado a la industria del cine que haga más por impulsar la diversidad en las películas, en medio de la polémica que sacude Hollywood ante la falta de actores y directores negros nominados a los Oscar.

"La complejidad demográfica de este país (Estados Unidos) debe ser reflejada no sólo al final de la cadena (los premios), sino desde el principio, para que la gente se sienta más integrada", señaló el cineasta durante un desayuno en Los Ángeles previo a la entrega de galardones del sindicato de productores.

NOTICIA: Will Smith boicotea los Oscar por la ausencia de minorías

Por segundo año consecutivo no hay ningún candidato negro en las principales categorías, a pesar de que Will Smith ("Concussion"), Idris Elba ("Beasts of No Nation") y los protagonistas de "Straight Outta Compton" sonaban con fuerza para meterse en la competición.

La controversia es tan fuerte que, en un giro histórico, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense decidió cambiar varias normas internas para favorecer la inclusión.

NOTICIA: Crece llamado a boicot en los Oscar

La institución quiere que de aquí a 2020 las mujeres representen el 48% del total de miembros y las minorías el 14%. Además, modificará el estado de las membresías en función de la actividad laboral de sus titulares.

Actualmente hay 7,152 miembros, de los cuales 6.261 pueden votar.

González Iñárritu, que este año lidera la carrera por los Oscar con "El renacido" tras triunfar en la pasada edición con "Birdman", reconoció que los cambios de la Academia "son un gran paso".

NOTICIA: Spotlight, la investigación que puso a temblar a la iglesia

"Pero la Academia está al final de la cadena. Con suerte estos cambios positivos comenzarán al principio de la cadena", apuntó, según declaraciones recogidas por la revista especializada Variety.

"El cine es el espejo en el que nos miramos muy a menudo. Ese es el rol de los cineastas. Si este poder no es transmitido en la gran pantalla, algo va mal", insistió.

El debate ha desatado virulentas reacciones como las del director Spike Lee -Oscar honorífico de esta edición- y la del matrimonio formado por los intérpretes Will y Jada Smith, quienes avisaron que no acudirán a la gala del 28 de febrero en Hollywood en señal de protesta.

mac