El pasado 1 de junio el Grupo de Información en Reproducción Elegido (GIRE), el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir y EQUIS: Justicia para las mujeres presentaron “51% una agenda para la igualdad”, documento que propone cambios a las políticas públicas al próximo gobierno mexicano, con el fin de erradicar la idea de que la igualdad entre géneros es un “problema de mujeres”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las mujeres representan 51.4% de la población en México, tema del que parten con los seis ejes principales de la agenda pro derechos de las mujeres:

  • Maternidades forzadas
  • Criminalización de las mujeres
  • Acceso a la justicia
  • Violencia obstétrica y muerte materna
  • Seguridad social, conciliación y derechos laborales
  • Democracia paritaria

Las mujeres no son minoría

Para la doctora Claudia Pedraza, quien es académica de ciencias políticas y sociales de la Universidad Autónoma de Cuajimalpa, los apoyos para las mujeres han sido vistos como programas que generan dependencia.

“Creo que es el problema del enfoque, que están viendo los problemas de género desde la perspectiva de remediar lo que ya está, que es importante, pero como proyecciones de cómo impedir que se siga desarrollando las diferentes problemáticas de género que afectan a las mujeres”, aseguró la dra. Pedraza sobre las propuestas para la solución a la desigualdad en México.

Destaca que no deja de ser importante atenderlas, como el caso de apoyar a madres solteras o el simple respeto al transitar las calles, pero que con “salarios rosas o camiones especiales” esto sólo genera dependencia; son programas que no se aseguran a largo plazo y que mucho menos generarán un cambio. La doctora Claudia Pedraza insiste en la necesidad de ver al género femenino como la mitad de la población mexicana.

Mujeres vs el asistencialismo

“Están hablando de la mujer tradicional, que sí existe, pero que no son la mayoría; están olvidados completamente de las mujeres jóvenes, tanto en términos de educación como en términos laborales”, asegura Lucía Melgar, profesora de literatura, género y crítica cultural.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares del Inegi, 28.5% de los hogares en México son mantenidos económicamente por mujeres, cifra que en el 2014 era de 27.2 por ciento. Las políticas de apoyo a mujeres ayudan, pero no cambian las estructuras de equidad laboral, un parteaguas de la economía familiar que ya está cambiando en México, principalmente en estados como Sonora y Morelos y la Ciudad de México, pero que ha quedado rezagado en Nuevo León, Zacatecas y Aguascalientes, de acuerdo con el mismo reporte del Inegi.

“Yo no he visto en ninguna de las propuestas de los candidatos que exista una línea de acción o propuesta en particular para niñas y jóvenes en acceso a la educación, se maneja este acceso como universal para niñas y mujeres que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad y que tienen mayores dificultades para acceder a espacios educativos”, explica la dra. Claudia Pedraza. Para ella, la seguridad en los espacios escolares y al trayecto del mismo son temas que podrían abordarse desde las diferencias en el entorno educativo.

La seguridad de las mujeres hoy en día es un tema que pone en agenda de organizaciones y personas que abordan el tema de feminicidios y violencia a la mujer, como Frida Guerrera. De acuerdo con el contrapunto de la autora del libro #NiUnaMás, del 1 de enero al 2 de junio del 2018, en México han ocurrido 762 feminicidios en el país.

La insensibilidad de las autoridades al momento de denunciar violencia sexual, desapariciones y feminicidios comprende que no hay educación frente a esta problemática, sobre todo en entidades como el Estado de México, dónde las cosas no se llaman como son y dónde según el mismo conteo van 76 casos.

“Los candidatos deberían estar un día con las familias de las víctimas o las mismas víctimas sin cámaras y pasar todos tratos que reciben de los ministerio públicos para que se den cuenta de los tratos y poca sensibilidad en estos casos”, explica Frida, para quien es elemental una fiscalía que atienda los delitos contra las mujeres, pero como sociedad también llamar a la problemática como un poder de cambio y no ser indiferentes. “Los recursos deben invertirse en educarnos, en prevenir”.

Las propuestas de los candidatos a la Presidencia del país hasta el momento son vistas como un remake de programas que ya existían, que generan dependencia y que no cambian la estructura de ver los apoyos gubernamentales como paternalistas, como esquemas que no van al cambio, a una mayor equidad a 51.4% de la población en México, a las mujeres.

El documento completo, “51% una agenda para la igualdad”, se encuentra en 51porciento.gire.org.mx.

[email protected]