La difusión de los resultados de las investigaciones de científicos y humanistas en todo el mundo se ve en ocasiones restringida por las revistas especializadas en las que son publicados. En los países en desarrollo, en particular, esta situación afecta el desarrollo académico y científico de toda la población, debido a que el acceso a este tipo de publicaciones es incosteable para muchos académicos e instituciones universitarias.

NOTICIA: Trabajo decente, un eslabón para la justicia social

Alexandra Elbakyan, una estudiante de posgrado en Ciencias originaria de Kazajistán, puede ser detenida en cualquier momento por las autoridades de Estados Unidos bajo cargos de hackeo ilegal. Elbakyan es la creadora de Sci-Hub, un portal de Internet que ofrece acceso abierto a millones de artículos académicos restringidos de forma gratuita. En el 2011, el activista digital Aaron Swartz fue arrestado bajo cargos similares, por lo que tuvo que enfrentar sanciones financieras y un tiempo en prisión. Swartz se suicidó dos años después.

En octubre del 2015, un juez de Nueva York decretó que Sci-Hub viola los derechos tanto de los editores como de los autores del contenido publicado por las revistas académicas administradas por la compañía de contenidos Elsevier. La decisión del juez obligaba al sitio a cerrar, pero debido a que los servidores utilizados por Sci-Hub se encuentran en Rusia, Elbakyan sólo tuvo que modificar el dominio de la plataforma.

Sci-Hub ha acumulado copias de la mayoría de los artículos académicos publicados. El sitio sigue creciendo: cuando alguien solicita un documento que no está ya en Sci-Hub, pirata una copia y la agrega al repositorio , refiere la revista Science. El sitio cuenta con al menos 50 millones de artículos académicos publicados. Durante los seis meses transcurridos entre octubre del 2014 y marzo del 2015, 28 millones de artículos fueron descargados de Sci-Hub.

NOTICIA: Buscan talento tecnológico en Silicon Valley de California

Meysam Rahimi es uno de los investigadores que utilizan Sci-Hub para acceder a artículos por los que de otra forma tendría que pagar más de lo que gana para vivir durante un mes. A pesar de pertenecer a una de las universidades más prestigiosas de Irán, Rahimi tendría que gastar más de 1,000 dólares por semana durante varios años para tener acceso a la información que necesita. Por esta razón, afirmó no sentir culpa cuando se le preguntó sobre si él descargaba contenido de Sci-Hub: Los editores no le dan nada a los autores, así que ¿por qué deberían recibir algo más que una pequeña cantidad por administrar la revista? , pregunta el investigador para la revista Science.

Aunque podría pensarse que la mayoría de quienes utilizan Sci-Hub viven en países en desarrollo, lo cierto es que los estudiantes e investigadores de universidades en Estados Unidos y Europa también hacen uso de esta plataforma. De hecho, Estados Unidos ocupa el quinto sitio entre los países que descargan más contenido desde Sci-Hub, sólo después de India, China, Irán y Rusia.

Para la comunidad científica en general, el descargar artículos académicos piratas es de los males el menor. Según una encuesta de Science que recaudó cerca de 11,000 respuestas durante su aplicación, ocho de cada 10 entrevistados dijo que no piensa que esté mal descargar artículos académicos de forma ilegal. Sin embargo, más de 40% de los encuestados dijo que jamás había usado Sci-Hub, mientras que sólo un cuarto manifestó que lo utilizaba diariamente o de forma semanal.

No obstante, para quienes no ven como algo malo el descargar artículos académicos de forma ilegal, la razón principal para realizar esta práctica es la falta de cualquier tipo de acceso a un contenido en específico. Quizá sea por esto que más de 60% de los entrevistados piensa que Sci-Hub ya está cambiando la industria de la publicación de contenidos académicos.

NOTICIA: Seleccione su carrera basado en la neurociencia

Sci-Hub se está transformando, de facto, en el mayor repositorio de datos científicos del mundo. Incluso si Elbaykan es arrestada, el sitio continuará con su función. La estudiante cuenta con respaldos de todos los servidores que sustentan la página y los más de 50 millones de artículos han sido copiados en repetidas ocasiones. Los artículos no necesitan ser descargados desde las universidades de nuevo , explica Elbaykan.

[email protected]