Este fin de semana, la puesta en escena para bebés, El día de Amy, cerrará su temporada en la Sala B de La Teatrería. La obra es de la autoría de Susana Romo y Oz Jiménez, dirigida por la misma Romo y estelarizada por Cristina Martínez, quien e s acompañada en el escenario por el guitarrista Sergio Arriola, producida por Elena Hernández y el grupo Latiendo Teatro, con la participación del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes.

“El montaje es para bebés de 12 a 36 meses, con música en vivo… tenemos ritos latinoamericanos como bossa nova, reggae, entre otros. La música, las escenas y los elementos que aparecen fueron diseñados pensado en la edad cognoscitiva de cada bebé. El proceso incluyó leer varios libros y ver documentales… entender qué cosas les llaman la atención y cuál es su lapso de atención, todo eso antes de iniciar el montaje. Los trabajos de Susana Romo están presididos de una investigación profunda”, nos comenta Cristina Martínez

“Es una experiencia increíble verlos cómo interactúan. Los padres salen sorprendidos

Para la mayoría de los bebés que asisten es la primera obra de teatro. Por otro lado, es un montaje que no se olvida de los adultos, así que, en nuestro caso, hay una pequeña dramaturgia, muy sencilla: Es la historia de una bebé desde que se despierta, hasta su encuentro con papá y mamá, su hora de ir al parque y hasta la hora de dormir. Es una experiencia estética para toda la familia”, agregó Cristina.

Latiendo Teatro es un grupo dedicado a la narración oral, talleres, creaciones escénicas y musicales para niñas, niños y bebés. Ha trabajado en eventos como la Feria Internacional del libro de Guadalajara, Festival Lecturas de otoño del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes y en el Festival Internacional Para los Primeros Años FITPA, entre otros.

Cristina nos cuenta más sobre su acercamiento al teatro para bebés: “Nosotros (Sergio y yo), tenemos un trabajo previo con niños como narradores orales (cuentacuentos). Yo desde que empecé a hacer teatro tenia clarísimo que quería dirigir mi trabajo a adolescentes y a niños. Fue algo visceral. Y cuando me enteré que había teatro para bebes sentí que ése era mi camino”.

“La primera vez que vi teatro para bebés fue la obra Donde está Isabel de Susana Romo, y fue impactante. Había leído del teatro para bebés pero cuando vas a una obra y ves las reacciones es sumamente impresionante. Así que cuando hicimos el montaje teníamos la confianza de que los niños iban a reaccionar bien. Susana sabe qué incluir en el montaje para que haya un disfrute estético. Participé en un montaje como actriz, dirigido a adolescentes que se llama a Soñé que éramos amigos (también de Susana), que habla sobre la desaparición y violencia de género, y ahí es donde empiezo a trabajo con Susana, ella estaba a punto de comenzar Dónde está Isabel y entonces comenzamos a dialogar”, finalizó Cristina.

El día de Amy se presenta este sábado y domingo, a las 12:00 y 13:30 en la Sala B de La Teatrería (Tabasco 152, col. Roma Norte)