Me interesa la acción de estar en el presente y ver las cosas cotidianas que pasamos por alto , dice Daniel Pérez Coronel con respecto a los fundamentos de su exposición Trece que se inaugura este fin de semana en la Galería Ladrón de la colonia Buenos Aires.

Desde hace tiempo me he interesado por el azar. Siempre he querido hacer algo que hasta cierto punto sea imprevisible y que me llegue a sorprender. El azar es un concepto que es más claro desde la física cuántica, donde muchas cosas pueden suceder al mismo tiempo .

Debido a lo anterior, Daniel quería diseñar un sistema en el que pudiera trabajar sin tener el control de todos los aspectos y transmitir un mensaje contrario a lo que se vive hoy en día como sociedad industrializada , que se enfoca en las metas y los resultados. A mí me interesa comprender el proceso de las cosas y no el resultado de las mismas , remata Daniel.

Así surgió Trece, una exposición donde sus piezas se fueron desarrollando una tras otra. La pieza que da origen a todo es un juego de dados, originalmente de póker, que Daniel intervino. Dichos elementos fungen como un dispositivo que genera lineamientos para generar otras piezas.

Hay cinco dados cada un corresponde a un tema distinto: Conceptos, Materiales, Acciones, Principios estéticos y Principios formales. Cada lado de los dados está asociado a una palabra (hay una lista de 30 palabras), así que al tirar los cinco se generan lineamientos para generar una pieza. Así pues, el principio generador de todo es el azar.

Gracias a una tirada del azar, aparecieron los lineamientos de una segunda pieza que consta de dos muestras de perfumes que están en la exposición para que la gente las huela. Una es una muestra de uno de los aromas más exclusivos en el mundo de las colonias y perfumes (Aventus, de Creed) y la otra es su símil popular, que consiguió en una tienda del centro donde igualan perfumes a un precio más barato: La idea era agarrar dos aromas que representen dos clases sociales distintas, con rango de precios opuestos .

Una tercer pieza está compuesta por una botella de Pet, rotulada con el enunciado Ya supérenlo (famosa frase de Enrique Peña Nieto en medios y redes sociales); dicha obra es la primera de una serie de presidentes famosos. Esta botella, por supuesto, está dedicada a EPN.

Los materiales con las que hizo las piezas fueron cosas que fue encontrando en la calle: Son cosas que están tiradas y que a nadie le importan porque dejan de tener una función. Tienen una historia detrás y vale la pena de plantearnos una idea de lo desechable .

El título de la exposición fue propuesto por los galeristas, a quienes les gustaba este número cabalístico que está plasmado en una carta del Tarot conocida como La muerte, aunque usualmente es un arcano que no lleva nombre (en el Tarot de Marsella). La carta número 13 de este juego simboliza el cambio, la transición y la destrucción.

Por otro lado, el número resultó estar relacionado también con un grupo popular de reguetón que gusta a los galeristas. Finalmente, a Daniel le pareció que el nombre era atractivo y englobaba a la perfección su trabajo y con la estética popular callejera.

@faustoponce