En las áreas de Matemáticas y Ciencias Naturales, los estudiantes latinoamericanos están por debajo de sus pares de los países más desarrollados, por ello el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizó un estudio cualitativo sobre lo que sucede dentro de las clases de Matemáticas y Ciencias en Paraguay, República Dominicana y el estado de Nuevo León, México.

Filmamos 70% de la muestra de la prueba regional, SERCE, en los tres países, analizando un total de 504 horas de clase, 2,489 problemas matemáticos, 192 variables de ciencias y 210 variables de matemáticas. Luego vamos a comparar las prácticas y las herramientas didácticas de estos países con las utilizadas en países con mejor desempeño, informó Emma Näslund Hadley, líder de la División de Educación del BID.

Lo que el BID encontró fue que la situación estaba ligeramente mejor en Nuevo León, que en Paraguay y la República Dominicana, pero de todas formas había una casi ausencia de prácticas interactivas y basadas en la indagación.

El estudio es sumamente rico y estamos en el proceso de publicar los resultados, explicó Näslund, quien sostuvo que las Matemáticas tienen una utilidad en prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana. Aseguró que lastimosamente, un sistema de educación en Matemáticas y Ciencia que se enfoque exclusivamente en el dominio de hechos y procedimientos y en la historia de las ciencias, producirá muy pocos matemáticos y científicos.

LA Y MÉXICO EN MATEMÁTICAS

Los resultados del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) muestran que los alumnos de América Latina y el Caribe están entre los de peor rendimiento.

Aunque México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la mayor proporción de estudiantes por debajo del nivel 2 en Matemáticas (no pueden por ejemplo realizar algoritmos básicos), es el país con la mejora más grande entre el PISA 2003 y del 2009, dijo.

La proporción de estudiantes por debajo del nivel 2 en Matemáticas bajó de 66% en el 2003 a 51% en el 2009. También en Ciencias México ha tenido una mejora en el PISA, pero la mejora no ha sido muy fuerte. México todavía es el país de la OCDE con la proporción más alta de alumnos por debajo del nivel 2 en ciencias. Explicó que los estudiantes por debajo del nivel 2 tienen dificultades de distinguir entre opiniones personales y datos científicos, aplican información científica incorrecta y no comprenden los aspectos claves de una investigación científica.

EL ESTUDIO DEL BID

El BID acaba de llevar a cabo un estudio cualitativo para entender mejor de qué manera los bajos rendimientos en el aprendizaje se relacionan con las diferencias en el abordaje pedagógico empleado en las aulas latinoamericanas.

Entraron dentro de las salas de clase de Matemáticas y Ciencias en Paraguay, la República Dominicana y el estado de Nuevo León en México. En Matemáticas encontraron que los estudiantes dedican la mayor parte de las lecciones a la memorización de fórmulas y procedimientos.

Los observadores del BID encontraron que los estudiantes dedicaron de 30 a 40% del tiempo a operaciones de cálculo rutinarias y a la incorporación de números en fórmulas.

Los estudiantes japoneses ocupan 72% de su tiempo en clases de Ciencias realizando asociaciones, los holandeses destinan sólo 27% (Stigler y otros 1999).

En este sentido, en Nuevo León, México, las lecciones de Ciencias eran similares a las de Holanda, pero en Paraguay y en la República Dominicana se concentraban de manera casi exclusiva en repetición mecánica de hechos, definiciones y algoritmos.

En Ciencias, los alumnos memorizan hechos y la historia de la Ciencia.

Cuando ellos, o sus docentes, llevan a cabo experimentos, no lo hacen para formular y verificar hipótesis, sino simplemente para practicar procedimientos o verificar hechos sobre los cuales ya han sido informados.

Este tipo de prácticas de la enseñanza es claramente contrario a la Literatura sobre los métodos de enseñanza adecuados para el aprendizaje del razonamiento matemático y científico y la resolución de problemas, afirmó Emma.

Por qué y cómo necesitamos ?aprender matemáticas

La especialista en educación agregó que una buena formación matemática es fundamental para el desarrollo mental de los niños, los ayuda a ser lógicos, a razonar ordenadamente y a desarrollar teorías para llegar a ser pensadores independientes.

Los niños que aprenden a pensar por sí mismos podrán resolver los problemas del mundo real y del mundo de mañana. Estos niños podrán destacarse tanto en la escuela como en la vida y estarán preparados para ser ciudadanos productivos , enfatizó Emma Näslund Hadley, del BID.

Las Matemáticas y las Ciencias Naturales, al igual que la actuación, el futbol o la cocina, sólo pueden aprenderse haciéndolas. En el mundo real, si nos olvidamos de una fórmula matemática o científica siempre podremos buscarla en un libro o en Internet.

Las habilidades de pensamiento crítico y de resolución de problemas que necesitamos para aplicar la fórmula correctamente no pueden encontrarse con una simple búsqueda. Esas destrezas las necesitamos internalizar.

En lugar de memorizar formulas y conceptos, la educación en Matemáticas y Ciencias debe mostrar a los estudiantes experiencias reales y prácticas para que puedan buscar relaciones, validar teorías y comunicarlas.

Los estudiantes aprenden más cuando tienen la oportunidad de encontrar sus propias respuestas. En vez de ser transmisores de información, el rol del maestro debe guiar a los estudiantes en la resolución de problemas matemáticos y científicos. Los estudiantes necesitan entender los conceptos y no limitarse a memorizar conceptos y repetir procedimientos mecánicos.

Concluyó que cuando no se da tiempo a los estudiantes para considerar distintas estrategias, no pueden desarrollar la confianza y las destrezas que necesitan para adquirir el pensamiento matemático y científico.

__

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]