Luego de diversos temas que han puesto en entredicho las acciones efectivas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), su titular, María Elena Álvarez-Buylla, fue llamada a comparecer por primera vez frente al Senado. En la reunión negó que los centros Conacyt se encuentren en riesgo, que la Sociedad Mexicana de Matemáticas no haya recibido dinero para asistir a las Olimpiadas y acusó a los medios de comunicación y al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) de “distorsionar la información”.

 Durante la cuarta reunión ordinaria de la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Senado, aseguró que contrario a las acusaciones hay un ambicioso proyecto de ciencia pública y que el Consejo se encuentra en restructuración.

En una primera intervención dijo que la situación de México hasta hoy es de incapacidad para articular las políticas de ciencia y tecnología en la formación de nuevos investigadores y creación de puestos de trabajo. De acuerdo con los países de la OCDE en promedio por cada 1,000 trabajadores hay de 6.99 a 7.74 científicos, en México la proporción es 0.58. “Paradójico a esto somos uno de los países que más doctorados produce a nivel mundial, somos una fábrica del talento que se va del país”, aseguró.

La funcionaria dijo que bajo los principios de austeridad republicana se está promoviendo consolidar los fondos en dos vías: programas nacionales estratégicos (salud, soberanía alimentaria, violencia, educación pertinente, entre otros) y las agendas nacionales de ciencia de frontera.

Esta política responde al papel transversal que la ciencia tiene en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), dijo, aunque esta área solo se mencione en cinco párrafos del documento citado y agregó que está asentado en la agenda económica y de bienestar. “Está presente cuando se habla de política social, de los planes para la migración, del cambio de paradigma en seguridad, cuidado del ambiente y desarrollo sostenible, y cuando se piensa en lo que se requiere para alcanzar objetivos de crecimiento, la ciencia y la tecnología es hoy fundamental y transversal para prácticamente todas las agendas del país”.

Contraste de opiniones

Al llegar los cuestionamientos, la senadora Alejandra Lagunes expresó su preocupación por diversas manifestaciones de distintos actores del ecosistema como el FCCyT y de los Centros Públicos de Investigación y sus trabajadores, “se piden marcos normativos que faciliten y no pongan en riesgo la operación de los centros de trabajo y la precarización del personal”. Además, se le cuestionó sobre el Plan de Innovación mencionado en el PND y que hasta ahora parece no quedar claro en qué consiste.

En su momento, la senadora Nadia Navarro solicitó claridad sobre las normas que han provocado que varios sectores y grupos de académicos hayan suscrito documentos con francas preocupaciones, además suscribió el documento generado por el Foro Consultivo sobre los recortes que sufren los institutos de investigación y pidió detalles sobre el apoyo económico para los jóvenes que nos representarán en la Olimpiada de Matemáticas. 

Por su parte el senador Jorge Carlos Ramírez Marín expresó: Los hechos “nos alertan de un gravísimo proceso de precarización y desmantelamiento del aparato de apoyo y promoción científica del país…Usted enumeró una serie de programas planteados como estratégicos, ¿pero los foros de consulta se van a realizar después… ¿Alcanza el presupuesto para que tengamos una forma de intervención y apoyo para los puntos transversales que mencionó?...¿Cómo conviven las quejas de los investigadores con un ambicioso programa?”

Después de los distintos cuestionamientos, Álvarez Buylla comenzó por asegurar que, sobre las manifestaciones de precarización de los colegas, “hay una distorsión que no es congruente con la realidad”.

Detalló que el Conacyt asigna 5,814 millones para apoyar los Centros Públicos de Investigación y que se ha trabajado de manera estrecha con los directores, incluso algunos de ellos están participando para elaborar la agenda de programas nacionales estratégicos.

Son 6,674 miembros de los CPI´s, de los cuales 4,895 son investigadores y técnicos, 1,308 operativos y 471 personal de mando. Cuentan con el apoyo de 322 catedráticos y 10 laboratorios nacionales.

La responsable de Conacyt declaró que 15 de estos centros públicos tenían una serie de problemas y faltas de formalidad en la contratación de personal. “Mientras que en algunos casos, como el Infotec, hay un déficit de mil millones de pesos con causales que se están transparentando, en promedio de los otros 15 centros se tiene un déficit de 176.5 millones de pesos”. Agregó que por ello se les pidió un plan de austeridad preventivo, para hacer un proyecto inicial, “pero sólo tres centros lo han hecho”.

“A pesar de la distorsión en los medios, hemos avanzado”, reiteró. Sobre el cuestionamiento de Ramírez Marín, respondió que ya se han hecho muchos foros, pero se harán invitaciones más amplias, agregó que han visitado universidades y gobernadores, y sin dar nombres, dijo que se ha convocado a los expertos, para integrar la ciencia en las agendas. “Esto no quiere decir que la ciencia y la tecnología va a resolver todo, pues el Conacyt no tiene la atribución de ejecutar las políticas sectoriales en las cuales sí puede influir la ciencia de manera virtuosa en este país”. Aseguró que, aunque no se tiene planeado resolver todas las problemáticas, sí hay presupuesto y se tiene planeada la asignación sin descuidar becas y vocaciones tempranas.

Para el caso de las Olimpiadas de Matemáticas, dijo que el Conacyt ya transfirió una suma, incluyendo a la Sociedad Mexicana de Matemáticas, y señaló que esta institución “ha sido parte instigadora de esta distorsión”.

“Son varios millones de pesos que alcanzan para esta sociedad y academias, como la Academia Mexicana de Ciencias que recibió ya de parte del Conacyt más de 20 millones de pesos para apoyar a los programas que tienen a su cargo”.

En cuanto al Foro Consultivo, aseguró que, de acuerdo a la ley, este Foro tiene el mandato de asesorar al gobierno de México, pero “desgraciadamente no se nos consultó acerca del nombramiento de la coordinadora, sin embargo no tenía yo alguna razón para impedirlo…Pero esto ha contribuido a mucho de la distorsión y manejo confuso de la información en los medios…El Foro ha estado emitiendo comunicados convocando a la comunidad científica sin previo acuerdo y actualizaciones, esto es obligación del Foro por ley y esperemos que esto se rectifique”.

Reunión con diputados

Este miércoles, la directora del Conacyt acudió a la Cámara de Diputados para participar en el “Foro de Análisis del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación”.

Allí reiteró que el modelo que propone el gobierno de la cuarta transformación es “fortalecer la ciencia pública coadyuvando en la construcción de un modelo de gobierno donde los avances hechos por los investigadores, las investigadoras, las científicas, los científicos, mexicanas y mexicanos, incidan directamente en la vida de toda la población”.

“El objetivo general que tenemos en el nuevo Conacyt es incorporar la ciencia a la vida pública con un sentido social muy claro”, señaló, y reiteró que cifras y los criterios de transversalidad de la ciencia en los temas de la agenda nacional, que había compartido el día anterior con los senadores.

[email protected]