El secretario de Cultura de Puebla, Sergio Vergara Berdejo, quien asumió el cargo en agosto pasado, hizo una serie de denuncias públicas por irregularidades que dañan el patrimonio cultural del estado y robo sistemático del acervo de sus museos en las pasadas administraciones estatales, particularmente durante el periodo del fallecido exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017).

La denuncia presentada el martes se hizo en el contexto del informe de resultados tras seis meses de revisión sobre el estado los inventarios y la administración de 21 recintos culturales poblanos, 20 museos y una biblioteca, la Palafoxiana, un recinto bibliográfico fundado por el obispo Juan de Palafox y Mendoza en 1646 en incluida en 2005 en el Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

Y es que en este recinto se hallaron libros incunables con páginas mutiladas. “Se han detectado que varios volúmenes de la Biblioteca Palafoxiana han sido violentados”, mencionó el funcionario estatal. “En algunos faltan elementos u hojas de texto e imágenes que afectan las encuadernaciones”.

También mencionó daños y robos en los acervos del Museo José Luis Bello y González, también ubicado en la capital del estado y encargado del resguardo de más de 3,000 piezas de América, Europa y Asia, entre óleos, talavera, arte plumario, marfiles y objetos diversos de valor patrimonial.

Durante la revisión del inventario se halló que un sello cilíndrico prehispánico de la colección del Museo José Luis Bello y González, que se encontraba como préstamo en el Museo Regional de Cholula, a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fue sustituido por una copia, mientras que del original se desconoce el paradero.

De esta colección también se reportó que varios relojes de bolsillo se hallaron desarmados: en su mayoría sin las cajas ni las manecillas elaboradas en oro y plata; tampoco se encontró un escudo de la inquisición al cual le fue retirada la montura de filigrana de oro y ha sufrido la sustitución de otras piezas originales por objetos de manufactura contemporánea.

Vergara Berdejo añadió que en las bodegas del Museo Internacional del Barroco (MIB), construido bajo la administración del gobernador Moreno Valle, con diseño del arquitecto japonés Toyoo Itō, ganador del Premio Pritzker 2013, se localizaron piezas en el piso, algunas pertenecientes a las colecciones de los museos José Luis Bello y González, Casa del Alfeñique y San Pedro Museo de Arte, sin lista de identificación y aún embaladas en plásticos de burbuja, lo cual, explicó, deteriora parte de las piezas.

Para el MIB se creó un fideicomiso por 300 millones de pesos con aportaciones del gobierno estatal mediante el cual se adquirieron “obras de arte sobrevaluadas” de casas de antigüedades inexistentes y representadas por las mismas personas, con dirección fiscal en un sitio donde dudosamente se pueden contener bienes de este tipo. Además, refirió Vergara, se importó obra para exposiciones temporales con “costos excesivos”, lo que llevó a pagar servicios innecesarios, señaló.

“A fin de mantener un correcto control de las colecciones se requiere devolver algunos objetos a sus museos, donde están las colecciones de origen. Esta medida ya se está implementando”, dijo el funcionario.

Hizo pública “una invitación a aquellas personas que tengan en su poder alguna de las obras que forman parte de los acervos estatales y que fueron sustraídas en algún momento, a que se acerquen a nosotros, a fin de promover la devolución de dichos bienes”.

Por todo lo anterior, dijo, las autoridades de Cultura en Puebla presentaron denuncias correspondientes ante la Secretaría de la Función Pública y presentaron denuncias penales ante la Fiscalía General de la República, delegación Tehuacán, y la Fiscalía Especializada Anticorrupción de la entidad por el ejercicio deficiente de los recursos federales asignados para la construcción en el Museo de la Evolución de Tehuacán, mismo que fue inaugurado en 2017.

Entre los 21 complejos culturales en la entidad existe un acervo colectivo de patrimonio estatal con aproximadamente 280,000 piezas.

Sin competencia

INAH, ajeno a investigar saqueos de museos estatales en Puebla

Puebla, Pue. La delegación en Puebla del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sostuvo que no tiene competencia o que haya sido requerido por la Secretaría de Cultura local para indagar sobre saqueos de piezas en museos del estado durante el gobierno del finado Rafael Moreno Valle Rosas.

Manuel Villarruel Vázquez, director del Centro INAH en la entidad, dijo a El Economista que no les corresponde intervenir, ya que se trata de piezas que son de valor artístico, las cuales pueden ser de colecciones privadas y que estén a resguardo de la administración estatal, por ende no entran en el catálogo arqueológico del INAH.

Sin embargo, se denunció la desaparición de un sello cilíndrico prehispánico de la colección del Museo José Luis Bello que fue prestado al Museo Regional de Cholula, donde se intercambió por una réplica, sobre el cual dijo desconocer el tema a fondo, pero que puede ser de algún privado que lo haya donado al estado, por lo cual tampoco pueden intervenir si la dependencia estatal no lo solicita.

Comentó que en la operación de museos estatales y el inventario que tengan, no corresponde al INAH estar enterado; sin embargo espera que se aclare el asunto.

Cabe mencionar el actual secretario de Cultura estatal, Sergio Vergara Berdejo, fue perito del INAH en muchas de las obras de museos o rehabilitación de los existentes, durante la gestión de Moreno Valle.

El gobierno estatal detectó diversas irregularidades en el manejo de 21 museos cometidas en gestiones pasadas entre ellas saqueos, falta de mantenimiento, contratos y pagos indebidos, como 300 millones de pesos para comprar obras sobrevaluadas para el Museo Internacional del Barroco.

Vergara Berdejo comentó que las anomalías detectadas son producto de una auditoría que se inició en los museos poblanos, y que si bien, por el momento, no se tiene estimado el daño patrimonial causado, ello dependerá del desahogo de las investigaciones y se fincarán las responsabilidades contra los responsables.

Refirió que hay más de 128,000 objetos culturales entre prehispánicos, códices de la Conquista o de otras épocas que están siendo objeto de revisión, a fin de comprobar su autenticidad, así como si coincide con el acervo de cada recinto. (Con información de Miguel Hernández, Corresponsal)

ricardo.quiroga@eleconomista.mx