El arte y sus diversas expresiones se mantienen presentes en cada rincón del mundo, tanto en los lugares con turbulencias sociales como aquellos donde reina el bienestar. Cada una de estas manifestaciones artísticas representa los cambios sociales, económicos y políticos que cada nación enfrenta a lo largo del tiempo.