Los Angeles, EU. En medio de una lucha por el control de la herencia de Michael Jackson y la misteriosa ausencia de la madre de El Rey del Pop, el hijo mayor del cantante, Prince, alzó la voz y acusó el jueves a sus tíos de alejar a la abuela Katherine de sus nietos.

Hasta este jueves, Prince, de 15 años, había dejado que su hermana Paris, de 14, se ocupara de informar al mundo a través de Twitter sobre la supuesta desaparición de su abuela de su mansión en Calabasas, un suburbio al noroeste de Los Ángeles, desde el 15 de julio. Katherine Jackson, quien reapareció el miércoles, estaba en un spa en Arizona.

Este nuevo episodio en la vida del clan Jackson, que acostumbra a utilizar los medios de comunicación para mandarse mensajes entre sí, parece centrarse en el testamento de Jackson y los cientos de millones de dólares en regalías que el cantante está generando desde su muerte en el 2009.

Los albaceas de Michael Jackson informaron a principios de mes que pagaron la deuda de casi 500 millones de dólares que había dejado el autor de Thriller y que su riqueza aumentó en más de 465 millones de dólares desde que murió hace tres años.

El miércoles, la Corte Superior de Los Ángeles le dio a TJ, el hijo de 34 años de Tito Jackson (uno de los hermanos de Michael), la custodia temporal Prince, Paris y Blanket, debido a la prolongada ausencia de Katherine.

Cuando Michael Jackson murió en el 2009 por una sobredosis de medicamentos, nombró como herederos a su madre y a sus hijos, dando instrucciones de que, cuando Katherine muriera, la parte de ésta fuera a los niños. Dejó de lado a sus ocho hermanos y a su padre Joe.

Pero si Katherine fuera considerada senil y entregada en custodia a sus hijos, éstos tendrían acceso -mientras ella viva- a la pensión de más de 70,000 dólares mensuales que recibe en nombre de los niños, según explica el sitio experto en celebridades TMZ.

Esta alternativa queda truncada si Katherine no tiene la custodia, cuya pensión estaría ahora, temporalmente, en manos de TJ.

En tanto, el 17 de julio, cinco hermanos de Michael (Tito, Randy, Jermaine, Rebbie y Janet) buscaron reclamar parte de la fortuna y acusaron a los albaceas de falsificar su firma en el testamento. El martes, Tito se excluyó de la carta.

Otros hermanos (Marlon y Jackie), junto a TJ, se han desmarcado de la intención de obtener parte de la fortuna y forman equipo con los niños. Toya Jackson se ha mantenido alejada de este campo minado.

Según especulaciones de la prensa, el equipo que se opone al testamento secuestró a su madre.