Una imagen: En las regiones más pobres del país, los niños en lugar de tomar leche desayunan Coca-Cola. Un par de datos: Al menos 28 millones de personas viven en pobreza alimentaria y 1 millón 300,000 niños mueren por desnutrición en los últimos 30 años. Un diagnóstico: Aunque la academia tenga una propuesta técnicamente viable, si el modelo económico no cambia, sería muy poco posible implementar y evaluar una política alimentaria que permita establecer la dirección de un escenario viable en la materia , dice la nutrióloga Julieta Ponce, una de las impulsoras del Foro Nacional para la Construcción de la Política Alimentaria y Nutricional en México (Fonan), que se realizó este lunes 11 y martes 22 de junio y que contó con la convocatoria de 22 instituciones académicas y de investigación, de las más reconocidas del país.

A manera de conclusión Ponce comentó: La academia hizo el diagnóstico e invitó a un foro plural, ahora trabajará en la redacción de un buen documento que se presentará en octubre a instancias estatales de la administración entrante, con el objetivo de poder contar con elementos jurídicos para que las propuestas puedan convertirse en políticas .

Al hablar de un buen documento, Ponce se refiere a un documento de aplicación técnicamente posible, económicamente sustentable, que favorezca el florecimiento y bienestar de las personas; un documento plural que integre a los diferentes sectores de la población y que cuente con indicadores que midan el desarrollo humano y el cumplimiento de los derechos humanos, fundamentalmente el derecho a la alimentación sana , asimismo, que sean indicadores de fácil lectura para la sociedad.

La académica mencionó que dos de las prioridades son Hambre cero y Cero desnutrición infantil .

Pero insistió en que el cambio no podrá darse si no se cambia el modelo económico; es decir, si no se mejora las herramientas para la productividad en el campo, si no se satisfacen las demandas poblacionales de empleo y si no se elimina la pobreza.

Durante el Fonan, expertos destacaron que la desnutrición y la obesidad ya son tema de seguridad nacional y advirtieron que de no establecerse una estrategia para solucionarlas, pueden llevar a la crisis financiera más grande del sector salud.

aflores@eleconomista.mx