La primera dama de Francia, Carla Bruni, hizo gala de su embarazo al recibir a algunas de las esposas de los principales dirigentes que asisten a la Cumbre del G8 en Deauville.