El balance mundial del nuevo coronavirus sobrepasó los 3,000 muertos, y más de 87,500 casos de contagio en al menos 60 de países, después de que las autoridades de China anunciaran otros 42 fallecimientos.

Los 42 muertos se registraron en la provincia de Hubei (centro), donde comenzó la epidemia en diciembre, informaron las autoridades sanitarias chinas. En China  se registran unos 80,000 contagios y alrededor de 2,870 fallecidos.

Propagación fuera de China

En Europa, Italia se convirtió en el principal foco de la epidemia. Los tres primeros casos de coronavirus registrados en República Checa se dieron en tres personas que habían regresado del norte de Italia, como ocurrió con los cinco primeros casos de infección detectados en México.

En tanto, Escocia reportó su primer caso de coronavirus Covid-19. Con este, Reino Unido tiene registro de contagios en sus cuatro naciones, con un total de 36 casos.

De acuerdo con el gobierno escocés, el paciente, que ya recibe tratamiento médico en aislamiento, regresó de un viaje de Italia, de la región de Tayside.

Italia superó el millar de casos de contagios y registró 29 muertes, por lo que el gobierno aisló a 11 pequeñas ciudades del norte.

Tras el primer deceso en territorio estadounidense, Australia también anunció la primera muerte por coronavirus, la de un expasajero del crucero "Diamond Princess", el buque que se encuentra aislado desde hace semanas en Japón, donde se declararon más de 700 casos.

Los 130 últimos tripulantes, que seguían confiados, pudieron desembarcar, indicaron las autoridades japonesas.

Además del deceso registrado en el estado de Washington, en Estados Unidos se declararon otros 21 casos, además de los 47 enfermos estadounidenses que fueron repatriados.

Esta situación llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a aumentar el nivel de alerta a "muy elevado" y a advertir que nadie está a salvo de la epidemia de COVID-19, y que si un país pensara eso, estaría cayendo en un "error fatal".

Con información de Notimex y AFP.

kg