La periodista mexicana Alma Guillermoprieto fue galardonada este jueves con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades por un jurado que destacó en ella su compromiso con los mejores valores del periodismo.

El jurado reunido en la capital asturiana de Oviedo reconoció "su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica, que ha transmitido con enorme coraje también en el ámbito de la comunicación anglosajona, tendiendo, de este modo, puentes en todo el continente americano".

Nacida en Ciudad de México en 1949, la periodista y escritora ha desarrollado su carrera en Estados Unidos, país al que se trasladó siendo una adolescente.

En declaraciones remitidas por la Fundación Princesa de Asturias tras haberse anunciado el fallo del jurado, Guillermoprieto expuso que recibir este galardón es un motivo de “asombro, alegría -y susto- por su significado e historia”. Recalcó que el Premio Princesa de Asturias “es la institución por medio de la cual España se enlaza al mundo y el mundo a España”.

“Es un honor inmenso ser un eslabón más de esta historia y por fortuna no cargo con el peso del premio yo sola, pues sé que es un reconocimiento a todos los de mi oficio, el periodismo, que ha sido y sigue siendo la manera más emocionante de vivir el mundo”, dijo.

Su formación de bailarina le hizo viajar a La Habana para impartir clases, y fue en ese país donde a finales de la década de los 70 inició su andadura en el periodismo con trabajos como freelance para el diario británico The Guardian y posteriormente como redactora de plantilla en The Washington Post.

Entre otros medios internacionales ha trabajado para el semanario Newsweek y para The New Yorker, escribiendo sobre América Latina y sus principales conflictos como el de Sendero Luminoso en Perú, el narcotráfico en Colombia o la insurrección en Nicaragua.

Es también autora de varios libros como Al pie del volcán te escribo (1995) o La Habana en un espejo (2005).

Este es el segundo de los ocho premios Princesa de Asturias que se conceden en su trigésimo octava edición, después de que la semana pasada se anunciara que el cineasta neoyorquino Martin Scorsese recibirá el galardón en la categoría de Artes. En 2016, la mexicana Patricia Espionsa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, recibió el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Los premios, que se entregan desde 1981, se otorgan a personalidades destacadas por su labor en materias científicas, técnicas, culturales, sociales y humanitarias, y están dotados con 50.000 euros y una escultura de Joan Miró.