Los preparativos para las fiestas patrias este 15 de septiembre comienzan a ser evidentes en inmediaciones del Zócalo capitalino. 

Estructuras para conciertos, equipo para colocar gradas y grúas frente a Palacio Nacional indican que los detalles para las fiestas patrias son una tarea importante. 

Sin embargo, en donde más detalle se observó, fue en la restauración de la fachada del Palacio Nacional que tuvo procesos de conservación en distintos puntos y que no habían sido solicitados en años anteriores. 

Algunos de estos lugares fueron el balcón presidencial en donde los mandatarios mexicanos hacen sonar la campana traída desde Dolores Hidalgo, Guanajuato.

Y como parte de los preparativos para la conmemoración de la Independencia de México, la Presidencia de la República solicitó a la Conservaduría de Palacio Nacional la limpieza de la portada central de la fachada principal del Palacio Nacional, que se realizó mediante la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

Dentro del inmueble se ordenó también la conservación de la Fuente de Pegaso, ubicada en el patio central. 

"Hoy se terminaron los trabajos de pulir y limpiar el Balcón Central", comentó en entrevista Adriana Castillo, directora de la Conservaduría de Palacio Nacional dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

"Generalmente cada año aplicábamos el mantenimiento a la campana y los atlantes que la sostienen, pero este año se nos solicitó además del balcón, el lavado de la portada central", comentó el arquitecto especializado en patrimonio Pedro Espino Romo, subdirector de Monumentos de la Conservaduría de Palacio Nacional. 

Explicó que el procedimiento fue vigilado por el INAH al ser un inmueble catalogado como histórico.

abr