El restaurador mexicano Rodolfo Vallín Magaña (Ciudad de México, 1944), un referente en el tratamiento y conservación de la pintura mural y uno de los especialistas más importantes de Latinoamérica, falleció en la ciudad de México el pasado 7 de enero del 2020, víctima de un infarto, a los 76 años de edad.

Durante cuatro años, Vallín trabajó en la UNESCO ejecutando proyectos de recuperación de pintura mural del periodo prehispánico y colonial en Perú.

Fue consultor de ese organismo en Ecuador (1978), Bolivia y Colombia (1979), Panamá (1980), Paraguay (1987), Argentina (1987-1990) y Honduras (1990). Se estableció en Colombia desde 1979, donde realizó buena parte de su trabajo, especialmente en Barranquilla, ciudad donde restauró obras valiosas como el Telón de boca y el mural “La mulata”, de Alejandro Obregón, consigna un diario local.

Además, recuperó pinturas murales en distintas edificaciones religiosas en Bogotá, Tunja, Popayán, Cartagena, Mompox y Santa Marta.

El Ministerio de Cultura lamentó el fallecimiento de quien dijo “dedicó su vida al oficio de la restauración y conservación del patrimonio cultural. El producto de su trabajo ha sido un gran aporte a la conservación de una parte significativa del patrimonio nacional”.

Sus colegas de la Escuela Nacional de Conservación y Restauración del INAH recordaron al especialista que intervino el mural de “Los bebedores” en la pirámide de Cholula y en los murales de Cacaxtla, y lamentaron su fallecimiento.

Vallín fue además un apreciado maestro en su ámbito, dio clases, formó generaciones de restauradores, dictaba conferencias y guiaba a sus estudiantes.

Entre sus publicaciones destacan: La exploración de pintura mural: una estratigrafia vertical (1990) e Imágenes bajo cal y pañete. Pintura mural de la Colonia en Colombia (2008).

La noticia de su muerte fue sorpresiva, pero “murió de la mejor manera que él hubiera querido, en compañía de familiares, en una terraza frente al zócalo capitalino, disfrutando de una vista de la ciudad que él amaba”, confió su sobrina, la arqueóloga Lorena Vázquez Vallín, quien confirmó su deceso.

[email protected]