Tras la publicación en estas páginas del artículo “AMACC pide prohibir doblaje al español de películas en México” que se hizo viral y replicaron varios medios; La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) no tuvo más remedio que enviar un comunicado donde afirma que no pide prohibir pero sí que se respete la Ley Federal de Cinematografía (LFC), que, curiosamente, prohíbe doblar películas al español, con excepción de las películas para público infantil y documentales educativos.

“La participación de la AMACC solamente se dio en el sentido de que se respete lo ya existente en la ley respecto al doblaje, que a la letra dice: “las películas serán exhibidas al público en su versión original y, en su caso, subtituladas en español, en los términos que establezca el reglamento. Las clasificadas para público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse doblados al español”.

Sin embargo, la AMACC omite decir que el artículo 8 de la LFC, donde se estipula el tema, fue declarado inconstitucional y que en el año 2000 la SCJN resolvió concederles el amparo a las empresas distribuidoras de películas como Disney, Fox, etcétera, tal y como se detalla en la nota publicada en El Economista.

Para Óscar Chavira, quien lleva varios años estudiando el tema, explicó: “Lo comenté con un abogado y me dijo que jurídicamente era tema resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El amparo protege a los distribuidores de la aplicación de la letra del artículo 8 actual. Para comenzar una nueva batalla legal, hay que cambiar la ley en sus términos actuales para que quede sin sustento y se inicie una nueva batalla legal. Mientras tanto el doblaje seguirá”.

La reforma se presentó a la Comisión de Cultura y Cinematografía, donde el diputado federal Sergio Mayer, presidente de esta comisión, convocó a la comunidad (incluyendo a la Motion Picture Association) para modificar la LFC mexicana donde efectivamente hay más propuestas pero hasta el momento no se han dado a conocer.

En otro texto, la Academia con apenas 46 miembros activos, aseguran que lo dicho, lo del doblaje “forma parte de una serie de reflexiones más amplias, que han sido tergiversadas por diversiones canales de comunicación”.

Después, la AMACC señala que coincide con lo manifestado en esa oportunidad por tres ministros de la Suprema corte: “El público tiene el derecho de recibir la obra en la forma que fue originalmente concebida (derecho que es violado al modificarse el guión y cambiarse la voz) y al autorizarse el doblaje se coloca el interés privado (eminentemente de lucro) por encima del interés publico”.

La AMACC vuelve a olvidar que en aquella ocasión ocho ministros estuvieron de acuerdo en conceder el amparo a los estudios de Hollywood y solo tres votaron en contra, entre ellos Olga Sánchez Cordero, como también se consigno en el artículo.

La propuesta de la AMACC para el polémico articulo 8 es clara: “las obras cinematográficas y audiovisuales serán exhibidas al público en su versión original y, en su caso, subtituladas al español en los términos que establezca el reglamento. Las clasificadas para el público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse dobladas al español y a lenguas indígenas”.

Es justo por el tema de las lenguas indígenas, prioridad del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que abriría la puerta para que la ley se reforme y se obligue a que “las obras cinematográficas y audiovisuales sean exhibidas al público en su versión original”.

Por último, aunque en el comunidad cinematográfica mexicana hay malestar por las declaraciones de Sergio Mayer en cuanto al tema de cuota de pantalla para el cine nacional y la presencia de la Motion Picture Association (,representantes de los estudios de Hollywood) en las mesas de discusión; la AMACC prefirió guardar silencio.

[email protected]