Cancún, QR. El 13 de diciembre concluirán los trabajos de ingeniería básica del Tren Maya y después iniciarán los estudios ambientales.

Así lo informó Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). Dijo que paralelamente iniciarán los talleres con las empresas interesadas en participar, para informarles sobre los requerimientos a partir de los resultados de la ingeniería básica.

El objetivo de estos talleres será otorgar información estandarizada a los participantes en la licitación para que, al lanzar las convocatorias, se parta de criterios técnicos comunes. “Cuestiones como el tipo de rieles, bancos de materiales, mecánica de suelos, en fin, cuestiones muy técnicas que se proporcionarán por igual en los talleres que se convocarán a partir de diciembre o enero del 2020”, explicó el funcionario.

Trazo complejo

Se avanza a marchas forzadas, añadió, en la elaboración de las prebases y las bases de las licitaciones. “Hay tramos relativamente fáciles, como el de Mérida, donde ya existe un antecedente de vía férrea; hay otros más complicados como el de Tulum que implica la ampliación de la carretera en un tramo de varios kilómetros; además de que será un tramo de doble vía”, explicó. Sin embargo, el más difícil será el de Calakmul, “ése es el que requerirá mucho más cuidado porque no sólo implica la obra en una zona frágil, sino la puesta en marcha de trabajos de mitigación ambiental”.

A partir de diciembre también iniciarán la elaboración de los estudios de impacto ambiental para los tramos sin vía que van de Escárcega hasta Cancún. Jiménez Pons reiteró que en este tramo no iniciará ninguna obra en tanto no se tenga la aprobación de los estudios de impacto ambiental ni se hayan realizado las consultas con los pueblos originarios como lo marca el Convenio 169 firmado con la Organización Internacional del Trabajo.

El director del Fonatur aseguró que el organismo está preparado para cualquier recurso en contra del proyecto. “No hay amparos en este momento, ni ha habido. Pero los va a haber. Estoy preparado para ello. Todo se está haciendo conforme a lo establecido en la ley para evitar afectaciones”, dijo.

oportunidad de negocio

Reiteró el interés en el proyecto de firmas como BlackRock, Goldman Sachs y Merril Lynch, esta última en los desarrollos urbanos que detonará el tren en las 18 estaciones proyectadas a lo largo de todo el recorrido.

“Lo que puede decirse hoy es que el Tren Maya está siendo visualizado como un negocio financiero de largo plazo, ya que las empresas que ganen los concursos internacionales de obra asumirán la responsabilidad de mantenimiento y riesgo a largo plazo del tren, incluso en caso de accidentes o desperfectos durante su operación cotidiana, a cambio de una contraprestación económica”, destacó.

Algunas de las empresas ganadoras son DAFdf Arquitectura y Urbanismo, la cual elaborará el anteproyecto arquitectónico de la estación y plaza central del Tren Maya en Palenque; AZ Diseño Integral hará lo propio con la estación de Tenosique, mientras que Carlos Corral y Asociados realizará el proyecto conceptual de regeneración urbana del tren en Escárcega, Campeche; otra de las empresas ganadoras es Eclecsis Sinergia y Tecnología, la cual dará asistencia técnica en el programa territorial del sureste del país.

El consorcio conformado por las empresas Key Capital, Senermex Ingeniería y Sistemas, Daniferrotools y Geotecnia y Supervisión Técnica ganaron la licitación para la realización de la ingeniería básica del Tren Maya.

[email protected]