Arabia Saudita anunció que emitirá visas turísticas, abriendo las puertas del reino ultraconservador a los viajeros con el objetivo de diversificar sus recursos, que actualmente dependen por completo del petróleo.

Hasta ahora, Arabia Saudita sólo concedía visas a los peregrinos, a los trabajadores expatriados y, desde hace poco, a los espectadores de encuentros deportivos o eventos culturales.

El desarrollo del turismo es uno de los principales ejes del programa de reformas "Visión 2020" del príncipe heredero Mohamed bin Salmán, quien intenta preparar la mayor economía árabe a la era postpetróleo.

"Abrir Arabia Saudita a los turistas internacionales es un momento histórico para nuestro país", declaró en un comunicado Ahmed al Jateeb, director del turismo. "Los visitantes quedarán sorprendidos al descubrir los tesoros que podemos compartir: cinco sitios clasificados como patrimonio mundial de la UNESCO, una cultura local vibrante y una imponente belleza natural".

Arabia Saudita ofrecerá en línea visas turísticas a los ciudadanos de 49 países, según Bloomberg News, que cita a Ahmed al Jateeb.

kg