Ya se veía venir una alianza entre el fabricante chino de smartphones Xiaomi y Telcel. La noche del pasado martes esta unión se confirmó en el Museo Soumaya, en donde se presentaron los modelos Redmi 5 Plus y Redmi Note 5A, que se suman a toda una oferta de productos que van desde drones hasta robots de seguridad, además de un centro de control de IoT llamado Mi Home al que están conectados 85 millones de dispositivos.

El diseño, la cámara, la batería y la calidad son los principales atractivos de estos nuevos equipos, según Steve Wang, director de Marketing de Xiaomi a nivel mundial, aunque el precio, que en México no rebasa los 4,600 pesos, es lo que hizo que muchos de los asistentes al evento se sintieran seducidos por estos modelos.     

A partir del próximo 23 de marzo, Telcel venderá de manera exclusiva el Redmi 5 Plus, a un precio de contado de 4,599 pesos, y el Redmi Note 5A, a 3,499 pesos. El Redmi 5 Plus también puede ser adquirido a través de un plan Telcel Sin Límites con 7 gigabytes de navegación, llamadas y redes sociales ilimitadas, por 599 pesos mensuales; mientras que el Redmi Note 5 costará 499 pesos mensuales con 5 gigabytes de navegación, llamadas y redes sociales ilimitadas bajo el plan ofrecido por el operador.

La estrella de la noche fue el Redmi 5 Plus, con una pantalla Full HD de 5.99 pulgadas, lo cual de acuerdo con Wang es una innovación, ya que es prácticamente del mismo tamaño que la mayoría de los celulares, es decir 5.5 pulgadas, pero ofrece una superficie táctil y de visión mucho mayor. A esto se suma una cámara de 12 megapixeles que tienen la peculiaridad de ser 25% más grandes que los capturados por la cámara de un iPhone.       

Otro de los factores que hacen atractivos estos dispositivos es que su batería puede llegar a durar hasta 22 horas en modo llamada, 26 horas de reproducción de música y hasta 31 días en modo standby. Esta batería alimenta a un procesador Octa-Core Snapdragon 625, una memoria RAM  de 3G y una capacidad de almacenamiento de 32 GB.

Por su parte, Redmi Note 5A cuenta con una pantalla tradicional de 5.5 pulgadas, cámara de 13 megapixeles y un procesador Snapdragon 425 quad-core, con 2 GB de memoría RAM y una capacidad de almacenamiento de 16 GB.

Para Steve Wang, la calidad es uno de los elementos más importantes en el proceso de producción de estos smartphones, ya que lo que Xiaomi busca es que las personas vuelvan a comprar o que recomienden los equipos por lo que cada componente pasa duras pruebas de rendimiento que, si no son satisfechas, impiden que el producto llegue al mercado.

Aunque Xiaomi lleva algunos años comercializando sus productos en México, es la primera vez que realiza una alianza con un operador nacional, con lo que se espera que crezca su participación en el mercado mexicano, por lo que la compañía podría traer algunos otros de los productos que la marca ofrece en su plan de seguir siendo la incubadora de hardware más exitosa del planeta.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx