La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no preocupa a la industria mexicana de Tecnologías de la Información y tampoco a otras empresas extranjeras que están entrando a este sector en México, al menos en el área de software y servicios, de acuerdo con la empresa regiomontana Softtek y con la alemana Mambu, que anunciaron una alianza para ofrecer nuevos servicios al sector financiero mexicano. 

“La industria de TI, al menos en el área de servicios, crece a doble dígito sin importar qué pase. Tampoco vemos que la inversión se esté deteniendo e incluso dentro del sector público, vemos que todavía este año se están tomando decisiones sobre las Tecnologías de la Información”, dijo Carlos Funes, director ejecutivo de Softtek México en entrevista con El Economista.

Para el director de una de las empresas mexicanas con mayor trayectoria en el sector de TI en México, más allá del TLCAN, lo que está sucediendo es que así como las industrias financiera o de retail están siendo transformadas por las TI, el sector tecnológico también está sufriendo un proceso disruptivo, en el que los grandes vendors están entrando al mercado del software y los servicios, por lo que el negocio se está distribuyendo entre nuevos y viejos actores.    

“El reto de la industria de TI es la habilidad que tienes para subirte a las tendencias de transformación digital, que son atractivas para nuevos usuarios, además de mantener tu base de clientes”, dijo Carlos Funes.

Según la consultoría IDC, en el 2018, nueve de cada 10 empresas latinoamericanas emprenderán una estrategia de transformación digital y hacia el 2020, la tasa de crecimiento de la inversión de estas empresas en TI será de 25 por ciento.

Otros sectores deben reconsiderar su estrategia

Mambu es una compañía alemana que ofrece una plataforma de Software as a Service (SaaS) para el sector bancario y financiero, opera más de 5,000 servicios financieros, cuenta con instalaciones en más de 180 países y su director para América, Edgardo Torres, cree que la relación que existe entre México y Estados Unidos es sólida y sobrepasa a cualquier administración.    

“No creo que la relación entre México y EU esté supeditada a la negociación y me parece que la relación que tienen ambos mercados, por una parte Estados Unidos, como un mercado de alto consumo, y México, como un mercado con capacidad de producir y generar, es simbiótica”, dijo Edgardo Torres en entrevista con El Economista.

Para el directivo de la multinacional, ambos mercados se necesitan y en el espectro tecnológico, contribuyen uno con el otro de forma mutua. Sin embargo, esto es algo reservado para el sector del software y de los servicios digitales, los cuales están bastante protegidos por las regulaciones tanto de Estados Unidos como de México. Algo que no sucede con otras industrias vinculadas a las Tecnologías de la Información, como la maquila, que de acuerdo con Edgardo Torres deben reconsiderar su estrategia.

“Tal vez haya otros sectores que sí deban reconsiderar su papel dentro del mercado, como las maquilas, pero en el mundo de software y servicios de TI, sentimos que vamos a estar en terreno firme y que vamos a crecer”, dijo.

En TI, hay que invertir todo el tiempo

El principal mercado de la regiomontana Softtek es Estados Unidos, le sigue México y el tercer lugar lo ocupa Brasil y en general, la región de Sudamérica. De acuerdo con Carlos Funes, esto es así porque el principal mercado del mundo en cuestión de Tecnologías de la Información es Estados Unidos.

Actualmente, la compañía se encuentra en 15 países del mundo y no está dentro de sus planes extender esta cobertura, ya que han decidido optar por profundizar más en los mercados en los que ya se encuentran. “Nuestra participación de mercado en México no llega a doble dígito, entonces hay muchas oportunidades para profundizar en estos mercados que ya conocemos”, dijo Carlos Funes.

En este sentido, de acuerdo con Funes, las TI son una industria en la que todo el tiempo hay que realizar inversiones, debido a que la vida útil de sus productos y servicios va de tres a cinco años, por lo que es necesario todo el tiempo estar generando nuevos productos y nuevas soluciones y realizar una inversión constante en materia de investigación y desarrollo.   

En esto está de acuerdo Edgardo Castillo, quien observa que tanto México como otros mercados de Latinoamérica están haciendo constantes pruebas en materia de innovación tecnológica.

“México es un mercado  en el que hay que estar, es un mercado seguro y maduro para hacer negocios, en el que se puede invertir con el conocimiento de que tienes las protecciones necesarias y es un mercado que tiene un capital humano muy interesante”, dijo Edgardo Castillo.

Sofftek y Mambu establecieron una alianza para proveer a entidades bancarias y financieras, tanto tradicionales como aquellas que pertenecen al sector fintech, una solución integrada de lo que se conoce como BpaaS o Proceso de Negocio como Servicio, la cual está basada en la nube y que permitirá a las entidades obtener la agilidad necesaria para adaptarse a las demandas de personalización que está tomando el mercado.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

(ACTUALIZACIÓN: Una versión previa de este artículo contenía una imprecisión sobre el origen de la firma Mambu.)