México es un gran mercado para la industria del cine pero el mayor beneficio se queda en manos extranjeras y no en el talento nacional. La distribución de filmes en salas es el mayor problema para los productores mexicanos, que compiten por un espacio contra las grandes producciones de Hollywood, por lo que cualquier canal para su exhibición es pieza fundamental para el sector. Y ahí, las plataformas digitales juegan un papel importante.

En el 2011 la industria del cine recibió más de 9.7 millones de pesos de ingresos en taquillas de los que tan solo el 7.0% corresponde a películas nacionales, revelan datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine).

Para los productores nacionales el problema principal no siempre es el capital para producir un filme, sino la distribución, comenta Penélope Kaufer, directora y escritora.

A pesar de que el país aumentó 226 salas en el 2011 para sumar un total de 5,172, como detalla la Canacine, existen pocos distribuidores que apuesten a exhibir producciones nacionales.

Yo creo que tiene que ser una cuestión de poner salas al alcance de gente con menos recursos en donde las películas mexicanas puedan ser comercializadas a costos más bajos para los usuarios (…) Hoy en día cualquier canal es bueno para poner las películas al alcance de la gente a un precio razonable, ya sea por internet, aplicaciones o qué sé yo. , señala Penélope

Sitios web como Nuflick pueden ser un elemento potencial para impulsar la industria del cine mexicano, independiente y alternativo, que se encuentra en la congeladora .

Nuflick es un proyecto realizado por talento mexicano encabezado por Celeste North, que promueve este tipo de géneros cinematográficos por medio de su página de internet, algo similar a Netflix, iTunes Store, Apple TV y YouTube Movies.

La plataforma digital que ha recibido apoyo del Mexican VC fondo de capital privado para empresas mexicanas en Silicon Valley , cuenta con un catálogo para rentar películas vía Internet en donde ganan las productoras y a su vez el sitio online.

Hemos logrado en el transcurso de siete meses conectarnos con una comunidad de cineastas y productores que tienen una necesidad evidente de distribución , destaca Celeste North, de Nuflick.

En el país se produce muy buen cine, el problema es que por mucho tiempo se han vendido películas malas y la gente se queda con ese estigma , manifiesta la directora, Penélope Kaufer.

Por ello, plataformas digitales pueden ser el medio para mostrar al mundo la calidad de cine que muchas veces se queda en el baúl.

Se debe volver a una industria competitiva donde sí se trate de generar dinero, una industria de empresarios que se enfoque mucho más en las historias. En los últimos años nos hemos orientado a conseguir la complacencia de las empresas que dan su permiso. No estamos haciendo películas para agradar al público, estamos haciendo películas para agradar a las empresas , reitera Kaufer.

[email protected]